Los trabajadores piden salud y seguridad, mejores condiciones laborales para los tercerizados, capacitación, cuidado del medioambiente, y reclamos económicos.

Sintracarbón iniciaría huelga en Cerrejón por mayor salud y seguridad

01.02.2018

Los trabajadores de Sintracarbón, afiliado a IndustriALL Global Union, votaron a favor de iniciar una huelga en la mayor productora de carbón de Colombia, Cerrejón, en reclamo de más salud y seguridad laboral

La votación en Sintracarbón culminó el 29 de enero, con la aprobación de la huelga por una mayoría del 98,95%, dentro del conflicto colectivo con la empresa Cerrejón (propiedad de Anglo American, BHP Billiton y Glencore). El sindicato cuenta con diez días hábiles desde la votación para declarar la hora cero del cese de actividades.

"Sintracarbón ratifica su voluntad de llegar a un acuerdo por la vía negociada, aún en medio de la huelga, porque está convencido de que el diálogo constructivo puede llevar a mejorar las condiciones laborales y de vida de los miles de trabajadoras y trabajadores en Cerrejón” especificó el gremio en un comunicado oficial.

La votación de la huelga estuvo motivada por el sentimiento de frustración ante la reciente muerte del trabajador Carlos Urbina, quien fue sepultado por un derrumbe de tierra cuando operaba un tractor el 25 de enero.

Uno de los puntos más difíciles de las negociaciones fue el tema de la seguridad, la salud y la necesidad declarar la actividad minera como de alto riesgo para obtener una pensión anticipada. Los trabajadores también piden mejores condiciones laborales para los trabajadores tercerizados, capacitación, cuidado del medioambiente, y reclamos económicos.

IndustriALL desarrolla desde fines del 2017 una campaña global contra Glencore, una de las propietarias de Cerrejón. Sintracarbón participa activamente en dicha campaña y ha reiterado insistentemente la necesidad de que cumplan las normas de seguridad para no tener que lamentar nuevas tragedias.

Por su parte, el secretario regional de IndustriALL, Marino Vani, dijo al respecto:

“Nos sumamos a SINTRACARBON y a su decisión de exigir condiciones mínimas de trabajo. El resultado de la votación de la huelga es consecuencia de la intransigencia de la empresa, de la explotación de los trabajadores hasta llevar sus cuerpos al límite. 

Estamos atentos a que la compañía abandone esta forma de actuar, a que mediante el diálogo reconsidere y presente propuestas mínimas aceptables para los trabajadores que son quienes construyen las gigantescas ganancias del vigoroso grupo económico del sector minero.”