Trabajadores de la NUMSA manifestándose contra la intermediación laboral ante el Tribunal Constitucional en Johannesburgo a comienzos de este año

Trabajadores de la NUMSA manifestándose contra la intermediación laboral ante el Tribunal Constitucional en Johannesburgo a comienzos de este año

Sudáfrica: el sindicato en una histórica victoria judicial contra el trabajo precario

26.07.2018

El Tribunal constitucional, el de mayor rango de Sudáfrica, ha dictaminado que un empleador no puede emplear a un trabajador durante más de tres meses sin contrato permanente.

Esta es una gran victoria para los trabajadores tras años de una dura campaña sindical contra la intermediación laboral. La victoria es el resultado de una implacable campaña de la National Union of Metalworkers of South Africa (NUMSA), que llevó el asunto a los tribunales.

Después de perder el caso en el Tribunal de Apelaciones del Trabajo, la empresa de intermediación laboral Assign Services recurrió al Tribunal Constitucional, el cual declaró el 26 de julio que el empleador del trabajador es la empresa en la que realiza su cometido, y no el intermediario laboral que lo coloca. El fallo significa para los trabajadores temporeros que los que ganan 15.500 $ anuales o menos se convierten en permanentes después de tres meses, ya que serán empleados de la empresa en la que trabajan.

La intermediación laboral es una práctica de subcontratación que consiste en la intermediación de una compañía en nombre de las empresas "clientes". La empresa de subcontratación obtiene entonces beneficios pagando bajos salarios y cargando elevadas tarifas a las empresas "clientes". El afiliado a la IndustriALL Global Union la NUMSA condenó esta práctica y durante muchos años, con otros sindicatos, adujo que las empresas clientes deben contratar directamente a los trabajadores, en lugar de utilizar este sistema de explotación, en el que los trabajadores no tienen prestaciones, con inclusión de las pensiones y el seguro de enfermedad.

En los acuerdos de subcontratación, los trabajadores tampoco tienen seguridad en el empleo, ya que son contratos de corta duración que pueden terminar en cualquier momento. Los intermediarios laborales se han negado también a proporcionar prestaciones, alegando que no son los empleadores, aunque son los que ofrecen los contratos.

Irvin Jim, secretario general de la NUMSA, dice en una declaración:

“Nuestra experiencia con los intermediarios laborales es que son sumamente abusivos e imponen a los trabajadores bajos salarios y terribles condiciones de trabajo. Esperamos que esta decisión sea la sentencia de muerte de toda la industria, y vamos a seguir luchando por la total prohibición de los intermediarios laborales."

Paule-France Ndessomin, secretaria regional de la IndustriALL para el África Subsahariana, acogió con gran satisfacción la decisión judicial, y dijo:

“Es una victoria para los miles de trabajadores empleados por intermediarios laborales. Aplaudimos el fallo del tribunal que ofrece una vía legal para proteger los derechos de los trabajadores a empleos permanentes. Los intermediarios laborales no pueden seguir haciendo beneficios con las  precarias condiciones de los trabajadores."