Thai Rayon workers at strike

Tailandia: Huelga en Thai Rayon

10.10.2013

Por primera vez en los 39 años de historia de la fábrica de textiles Thai Rayon, situada en Ang Thong, Tailandia, los trabajadores se han declarado en huelga. El paro comenzó después de una votación de los sindicalistas, debido al estancamiento de las negociaciones que se estaban realizando entre el sindicato y la administración local respecto al convenio colectivo.

El actual convenio, que fue firmado por el sindicato en 2010, venció el 31 de mayo de 2013. En la propuesta del sindicato presentada a la empresa, se exigía aumento del sueldo vital mensual, de 5.000 THB (118 euros) a 6,000 THB (140 Euro), junto con una bonificación correspondiente a 150 jornadas de trabajo en vez del monto actual de 136 días.

Como contrapropuesta, la administración de Thai Rayon propuso reducir casi todos los beneficios que el sindicato había logrado anteriormente, incluyendo reducción del sueldo vital mensual que lo rebajaba a 3000 THB (71 euros), y reducción del bono salarial a 45 días.

849 trabajadores, que representan una gran mayoría de la plantilla total de 980, son miembros del sindicato de Thai Rayon, que está afiliado a IndustriALL a través de la Federación de Trabajadores del Textil, Vestuario y Cuero de Tailandia (TWFT). La mayoría de los trabajadores de Thai Rayon tiene una antigüedad de 20 a 30 años. Además, la compañía emplea a unos 150 trabajadores contratados por agencias para trabajos de mantenimiento, limpieza y seguridad.

A pesar de 39 rondas de negociaciones, muchas en presencia de los intermediarios del gobierno, la empresa no se movió en sus planteamientos. El sindicato lanzó una votación sobre la huelga con el apoyo de 716 miembros del sindicato quienes, el 18 de septiembre, paralizaron el trabajo y realizaron una manifestación frente a las puertas de la fábrica de Thai Rayon.

Al día siguiente, la administración declaró un cierre patronal contra los miembros del sindicato, incluyendo al comité sindical y a los negociadores del convenio colectivo. Más tarde, los miembros del sindicato informaron sobre amenazas de despido que habían recibido de la administración.

Desde que comenzó la huelga, se han realizado ocho sesiones de negociaciones, siendo la más reciente el 10 de octubre. Hasta ese momento no se había logrado ningún progreso.

Según el sindicato, el año pasado Thai Rayon percibió ganancias de 1,3 mil millones de THB (30,6 millones de euros). También los años anteriores habían resultado muy rentables para la compañía. A pesar del alto índice de rentabilidad y el aumento de la presión que se ejerce sobre los trabajadores que han tratado de satisfacer aumentos de las cuotas de producción, la administración insiste en recortar los beneficios a los trabajadores, optando por retrasar las negociaciones sobre el convenio colectivo con el fin de ejercer presión sobre el sindicato para que acepte severas medidas de recorte.

La fábrica de Thai Rayon es propiedad de Aditya Birla Group, conglomerado mundial con sede en la India, cuya plantilla total es de 130.600 trabajadores en 26 países. El Grupo es propietario de varias compañías de fabricación de productos químicos y textiles.