Trabajadores/as de la confección de Bangladesh luchan por lograr registro legal de su sindicato

20.03.2017

Los trabajadores y trabajadoras de la fábrica de Orchid Sweater en Bangladesh piden apoyo solidario, ya que desde febrero de 2016 se les ha denegado repetidamente el registro formal de su sindicato.

En efecto, el Director Adjunto de Trabajo (JDL), desde febrero de 2016, ha presentado muchas veces inadecuadas razones para justificar su rechazo de la solicitud de registro del sindicato de la planta de Orchid Sweater Ltd.

En cuanto la administración de la fábrica se enteró de las iniciativas de los trabajadores/as de formar un sindicato, inició inmediatamente una serie de medidas de hostigamiento y amenazas de despido de los representantes del sindicato propuesto.

En noviembre de 2016, los trabajadores/as, habiendo logrado más afiliaciones al propuesto sindicato, volvieron a solicitar su registro. A pesar de haberse presentado todos los documentos correspondientes, el JDL nuevamente denegó el registro del sindicato, aduciendo motivos poco fundamentados.

Posteriormente, en enero de 2017, los trabajadores/as intentaron por tercera vez presentar su solicitud de legalización del Sindicato de Trabajadores de Orchid Sweater. Se cree que el JDL ha de tomar una decisión sobre este asunto antes del 24 de marzo.

Munni Begum, una operadora de enlace, comentó al respecto:

“Me afilié al sindicato para poder plantear problemas de modo colectivo a la administración. El Ministerio de Trabajo debería facilitar inmediatamente el registro del sindicato”.

Ahora los trabajadores y trabajadoras de Orchid piden apoyo solidario, ya que están preocupados de que la confabulación entre la administración de la empresa y los funcionarios del gobierno no debería negar una vez más su derecho a la libertad de sindicación y de negociación colectiva.

Por otro lado, Shafikul Islam, un operador de telar de tejido, afirmó:

“Si algún trabajador o trabajadora planteara preocupaciones sobre los salarios, son objeto de abuso verbal y despido. Hemos creado un sindicato para protestar precisamente contra estas actitudes discriminatorias que sufre el sector laboral, y para defender nuestros derechos”.

Por su parte, Chandon Kumar Dey, de la  Federación de Sindicatos de Trabajadores Independientes de la Confección de Bangladesh, organización afiliada a IndustriALL, dijo:

“Es motivo de grave preocupación que durante los últimos dos años se haya negado repetidamente el registro sindical de los trabajadores y trabajadoras de Orchid Sweater Ltd. La BIGUF seguirá luchando por los derechos legítimos de la fuerza de trabajo”.

Christina Hajagos-Clausen, Directora del sector del textil y la confección de IndustriALL, agregó:

“IndustriALL apoya su derecho a formar un sindicato. Es inaceptable que a estos trabajadores y trabajadoras se les niegue repetidamente su derecho a la libertad de sindicación y negociación colectiva. La administración de la empresa debe respetar la ley y entablar un diálogo con el sindicato”.

En la actualidad, la fábrica Orchid Sweater Ltd. emplea a unos 2.250 trabajadores y trabajadoras.