Trabajadoras y trabajadores frente a la planta de Hundred Tex, Myanmar. (Foto: CTUM)

Trabajadoras y trabajadores frente a la planta de Hundred Tex, Myanmar. (Foto: CTUM)

Trabajadores/as de la confección en Myanmar oponen enérgica resistencia

28.02.2017

Tras un prolongado conflicto con la administración de Hundred Tex Garment en Yangon, Myanmar, los trabajadores y trabajadoras de esa fábrica exigen el pago de las horas extras que les adeudan y mejoras de las condiciones de trabajo.

En la fábrica Hundred Tex Garment, empresa de propiedad china, gran parte de la fuerza de trabajo percibe menos que el salario mínimo diario de 3.600 kyats (US$ 2,7), no recibieron pago de horas extras de acuerdo con la ley, y se les ha negado también la bonificación habitual por eficiencia.

En diciembre de 2016, el sindicato y la empresa alcanzaron un acuerdo que fuera respaldado por la Confederación de Sindicatos de Myanmar (CTUM).

Sin embargo, el conflicto se intensificó posteriormente, debido a que Hundred Tex Garment no cumple con su parte acordada, negándose, además, a establecer un comité de coordinación en el lugar de trabajo, como lo exige la legislación de Myanmar sobre resolución de conflictos laborales.

Christina Hajagos-Clausen, Directora del sector del textil de IndustriALL, señaló al respecto: 

“Es evidente que la empresa no respeta el resultado de las negociaciones realizadas en diciembre. La parte patronal muestra mala fe. Les pedimos que entablen un diálogo para resolver el conflicto”.

El 30 de enero, el presidente del sindicato, Thet Paing Oo, fue despedido al regresar al trabajo después de haber estado ausente bajo permiso por enfermedad previamente acordado con certificado médico, lo que provocó una huelga de los trabajadores/as al día siguiente.

La fábrica Hundred Tex produce para la empresa sueca de prendas de vestir H&M. IndustriALL y H&M firmaron un Acuerdo Marco Global en septiembre de 2015, protegiendo los derechos laborales de 1,6 millones de trabajadores y trabajadoras en la cadena de suministro mundial de H&M.

El sindicato y H&M han intentado varias veces resolver el conflicto con el dueño de la fábrica.

Johan Stellansson de H&M señaló:

“H&M ha suspendido todos sus negocios con Hundred Tex hasta que funcionen las relaciones laborales en esa empresa”.