Trabajadores/as metalúrgicos del Japón celebran aumento salarial

27.03.2018

Los trabajadores y trabajadoras del sector metalúrgico del Japón recibirán un considerable aumento salarial este año, a consecuencia de los buenos resultados financieros de 2017; se lograron estos beneficios tras una serie de negociaciones entre los sindicatos y la administración de las principales empresas metalúrgicas del país. Después de esto, les seguirán las empresas pequeñas y medianas que frecuentemente proveen productos a las grandes corporaciones del sector.

Los principales sindicatos miembros del Consejo de Sindicatos de Trabajadores Metalúrgicos del Japón (JCM), organización afiliada a IndustriALL Global Union, recibieron, antes del 14 de marzo, respuestas a las solicitudes que habían presentado exigiendo un aumento salarial. Este aumento se acordó en las tradicionales negociaciones salariales de primavera conocidas en Japón como Shunto (“ofensiva salarial de primavera”). La mayoría de los sindicatos ya están en proceso de concluir nuevos convenios colectivos.

Este año, 52 sindicatos miembros del JCM lograron un aumento salarial mayor que el año pasado. A partir del 19 de marzo, además del aumento normal, los trabajadores/as disfrutarán de un incremento salarial promedio de 1.541 yenes. Este año, se han aumentado los sueldos en unos 500 yenes más que el año pasado.

A través de negociaciones entre los sindicatos y la administración en cada empresa, se llevó a cabo un debate más amplio sobre la supervivencia industrial y corporativa, para hacer frente a los cambios de la estructura industrial. Debido a este debate, las negociaciones sobre el aumento salarial fueron más tensas en su etapa final. Después de haber acordado el aumento salarial para este año, las compañías del sector automotriz manifestaron cierta preocupación sobre los posibles aumentos a futuro, debido a la competencia cada vez mayor por el desarrollo de vehículos eléctricos y autónomos.

En el sector de la electrónica, los sindicatos lograron buenos resultados en 13 empresas importantes, incluyendo a Panasonic e Hitachi; los trabajadores/as de la electrónica disfrutarán de un aumento salarial básico de 1.500 yenes, que es 500 yenes más que el año pasado.

Refiriéndose a lo que se consiguió en la ofensiva salarial de primavera de 2018, el Presidente del JCM, Akira Takakura, comentó:

“Creemos que este resultado ayudará a consolidar la base industrial, además de motivar y darle nuevo ímpetu a los miembros del sindicato, de acuerdo con nuestra exigencia que se "invierta en la fuerza de trabajo y las comunidades". Esperamos que este resultado también sirva de precedente para las nuevas negociaciones en pequeñas y medianas empresas, influyendo positivamente para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras temporales”.