• Este artículo existe en:
  • en
  • es

Trabajadores de Argentina enfrentan suspensiones y despidos

03.02.2016

Un clima de suspensiones y despidos se vive en los sectores público y privado de Argentina. IndustriALL Global Union rechaza dichas medidas y exhorta al Gobierno del presidente Mauricio Macri a promover instancias de dialogo social donde se respeten los derechos de los trabajadores

Movilizarse ha sido una de las formas de respuesta que encontraron los trabajadores de Argentina para rebelarse contra los despidos. Tal es el caso del sector del vestido donde 60 personas corrieron riesgo de perder su empleo luego de que la firma Kevingston anunciara que dejará de confeccionar indumentaria en el país para empezar a importarla.

Por esta razón los empleados de la empresa Felsom, que fabrica ropa para la compañía, salieron a la calle con el apoyo de la Unión Cortadores de la Indumentaria (UCI), afiliado a IndustriALL:

“Tuvimos una manifestación exitosa contra Kevingston. Tenía empresas tercerizadas que le trabajaban, pero cuando vino la crisis trató de desprenderse de ellas sin pagar salarios ni nada. La manifestación sirvió para que empresa asumiera su responsabilidad e incorporara a las personas al resto del plantel con todos los derechos adquiridos” explicó el Secretario General de la UCI Heraldo Mage.

Los trabajadores del petróleo también se encuentran alertas luego de que La Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (Ceope) solicitara una autorización al Gobierno para suspender a 5.000 trabajadores petroleros de Neuquén en respuesta a la crisis del sector.

Alberto Roberti, Secretario General de La Federación Argentina Sindical del Petroleo, Gas y Biocombustiles (F.A.Si.Pe.G. y Bio, afiliada a IndustriALL) comentó al respecto:

“En esta primera etapa los sindicatos están en una actitud de alerta frente a la probabilidad de que se puedan constatar despidos. Aún no hay despidos en el sector, lo cual es una buena noticia. Mi impresión es que las empresas no van a poder constituirlos. Aun así estamos en una situación expectante, y hay mucha preocupación” aseguró.

La mayoría de las organizaciones sindicales se están preparando para discutir y negociar los salarios a través de paritarias. Entre los reclamos sindicales sobresale la necesidad de mantener los empleos.

En el sector privado estamos hablando entre los 20.000 y 24.000 despidos, según datos confiables de las organizaciones sindicales.  En el sector metalúrgico no ha habido despidos significativos. Por eso en esta negociación de paritarias la UOMRA va a privilegiar los puestos de trabajo, tratando de mantener el poder adquisitivo del salario” explicó el Asesor en la Secretaría de Relaciones Internacionales de la Unión Obrera Metalúrgica de la República Argentina (UOMRA) Eduardo Paladín.

En tanto, 28 mil trabajadores del sector público perdieron su empleo desde que el Gobierno anunció en diciembre que no les renovaría los contratos por considerar que son precarios.  La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) se involucró y logró la reincorporación de más de 5 mil trabajadores.

Del mismo modo la Confederación Sindical de trabajadores y trabajadoras de las Américas (CSA) manifestó su rechazo a las políticas de ajuste, despidos y represión en la Argentina por estar “avasallando a los derechos laborales recuperados en estos últimos doce años”.  

Jorge Almeida, Secretario Regional en América Latina y el Caribe de IndustriALL contempló la actual situación en Argentina y expresó:

“IndustriALL Global Union observa con atención la situación en Argentina presta a brindar solidaridad a sus organizaciones que luchan por el empleo, por un salario justo, y por condiciones dignas de trabajo”