Trabajadores de Fanapel Uruguay luchan por su futuro ante cese de producción

25.01.2017

La empresa FANAPEL de Uruguay decidió frenar la producción y enviar al total de sus trabajadores a un seguro de paro permanente. El sindicato, la empresa y el gobierno buscan negociar una solución, y el gremio anunció una movilización para el 27 de enero

Los últimos meses han sido de verdadera incertidumbre laboral para los trabajadores de la empresa de papel ubicada en Juan Lacaze, Colonia. Entre negociaciones y envíos a seguro de paro parcial aguardaban alcanzar una solución. Sin embargo la empresa los sorprendió al decidir que el total de la plantilla pasaría a seguro de paro sin fecha de regreso.

A partir del cese de las operaciones de la empresa el 6 de enero, el Centro Unión de Obreros Papeleros y Celulosa (CUOPYC) –representado por la Federación de Obreros, Papeleros, Cartoneros del Uruguay (FOPCU) a su vez afiliado a IndustriALL Global Union- sostiene diversas reuniones tripartitas con la empresa y el gobierno para impedir el cierre permanente de la empresa.

“Desde hace 8 meses la compañía declara unas perdidas mensuales muy grandes. Debido a dicha situación, trabajamos con ellos para hacer una reforma en la cantidad de trabajadores en la planta. En un momento cortaron la negociación y dijeron que dependían de que el Estado les diera un subsidio.

Frenaron la producción y mandaron a 250 personas a un seguro de paro indefinido”

comentó el secretario general de FOPCU, Mathias Lozano.

La última reunión tripartita ocurrió el 20 de enero. En dicha ocasión, los directivos de Fanapel presentaron un balance para demostrar la crisis financiera que atraviesan. Declararon que las ventas de la fábrica cayeron un 40 por ciento a raíz de la competencia de papeles provenientes de Asia.

La empresa solicitó la ayuda del Estado para reducir la tarifa eléctrica, el costo de las materias primas y mejorar los reintegros a las importaciones. El Poder Ejecutivo hizo una propuesta, mediante la cual les ofreció un descuento del 35% en la tarifa energética de la fábrica.

“El gobierno propone, a través de la tarifa eléctrica, un convenio a 30 meses durante el cual se ahorraría mas o menos un tercio de lo que declaran que les da de perdida” explicó Lozano.

Por primera vez desde el comienzo del conflicto, Fanapel decidió estudiar la propuesta. FOPCU mantiene la esperanza ya que la empresa comenzó a mostrarse más dispuesta e incluso accedió a brindarle un seguro de paro parcial a quienes no tenían siquiera derecho a un seguro de paro.

En tanto, el CUOPYC comunicó mediante las redes sociales que saldrán a la calle el viernes 27 de enero para pedir por trabajo y soluciones.

El director de IndustriALL Global Union Fernando Lopes, se refirió al conflicto y expresó:

“El cierre de planta y los despidos no puede ser la única propuesta de los empresarios para momentos de crisis. IndustriALL apoya la búsqueda de una salida negociada para mantener los empleos y el desarrollo de la industria del país. La propuesta del Gobierno puede ser un punto de partida”