23 de abril en Muar: protesta por la política empresarial de hacer primar los dividendos en vez de invertir en la empresa

23 de abril en Muar: protesta por la política empresarial de hacer primar los dividendos en vez de invertir en la empresa

20 de abril en Bouskoura: lanzamiento de la campaña internacional de solidaridad

20 de abril en Bouskoura: lanzamiento de la campaña internacional de solidaridad

23 de abril en París: se entrega la carta a los accionistas

23 de abril en París: se entrega la carta a los accionistas

23 de abril en Muar: protesta por la política empresarial de hacer primar los dividendos en vez de invertir en la empresa 20 de abril en Bouskoura: lanzamiento de la campaña internacional de solidaridad 23 de abril en París: se entrega la carta a los accionistas

Trabajadores de STMicroelectronics piden a la empresa invertir en el futuro

25.05.2016

En la semana previa a la junta general anual de STMicroelectronics programada para el 25 de mayo, los sindicatos de Francia, Italia y Malasia protestaron en contra de la estrategia financiera de la empresa; esta empresa tiene la política de despedir a sus trabajadores a pesar de haber aumentado la carga de trabajo.

A lo largo de esta semana, como estrategia paralela a la junta general anual de la empresa, los trabajadores han realizado juntas generales propias para exigir que STMicroelectronics use sus ganancias para apoyar a sus empleados, no a sus accionistas. Estas protestas se llevaron a cabo en medio de la preocupación pública por los despidos masivos de los trabajadores. Estas manifestaciones se realizaron sólo unos días antes de la Junta General Anual del 25 de mayo en Ámsterdam, Países Bajos.

El 23 de mayo, el sindicato EIEUSR de Malasia pidió "Este año: Cero dividendos", en tanto la delegación sindical francesa de la CGT-CFDT planteó una moción semejante, dirigida al gobierno francés, que es accionista clave de STMicroelectronics, pidiéndole que lleve dicho mensaje a la Junta General Anual de la empresa.

Según los trabajadores, la administración de STMicroelectronics ha promovido un modelo comercial centrado en los accionistas y en conseguir beneficios a corto plazo. En la última década, se han eliminado casi 7.000 puestos de trabajo y ha caído en picada la clasificación de la empresa como productora de la microelectrónica.

A pesar de estos problemas, se ha pagado dividendos y bonificaciones constantemente a sus accionistas y al Director General de la empresa, Carlo Bozotti. Durante el mismo período, los accionistas de la compañía han recibido más de US$ 2.6 mil millones en dividendos, sabiéndose que el salario del Director General ha aumentado en un 250%, llegando a alcanzar casi US$ 2,5 millones.

Esta mala conducta corporativa se lleva a cabo en el contexto de una conciencia pública cada vez mayor respecto al pago de directores generales de empresas, con polémicos intentos de combatir esta práctica, provocando protestas nacionales contra reformas de la legislación laboral.

Los trabajadores de STMicroelectronics han protestado enérgicamente contra la austeridad. Los trabajadores y sus sindicatos en Francia, Italia, Marruecos y Malasia han estado colaborando activamente contra la actual administración de la empresa; se han organizado huelgas en Italia, tomas en Marruecos, y otras formas de protesta en los lugares de trabajo en China y Francia. En una carta abierta publicada en abril, los trabajadores insistieron en que la empresa debe cambiar de rumbo, respetando los derechos sindicales en todos los países donde tiene operaciones, y que debe suspender su política de eliminar puestos de trabajo.