Trabajadores del automóvil rusos solicitan compensación por el trabajo nocivo

15.05.2017

El afiliado a la IndustriALL Global Union la “Asociación de Trabajadores” del Sindicato Interregional (ITUWA) ha iniciado demandas masivas de los empleados contra la dirección de la empresa AvtoVAZ. 180 trabajadores piden una compensación económica por las condiciones de trabajo nocivas no pagada durante varios años.

La ITUWA ha recogido hasta ahora 180 demandas individuales. Cada trabajador pide entre 70.000 y 100.000 RUR (1.200 – 1.700 $ EE.UU.). Desde abril, el sindicato ha recibido reclamaciones para una demanda colectiva de los trabajadores. El “caso de daño”, como lo denominaban activistas de la ITUWA, afectaba a unos 300 trabajadores. En general, tienen derecho a compensación unos 1.000. Los jueces han suspendido el juicio, citando documentos incorrectos. El sindicato ha tenido que reunir de nuevo las reclamaciones de los trabajadores.

Sergey Topolov, presidente del comité central del ITUWA, dice:

“Como la administración, y en particular los directores de operaciones, empezaron a amenazar a los trabajadores con el despido, personas que al principio estaban dispuestas a participar en el caso colectivamente, optaron por no actuar individualmente.”

El sindicato apoyará a los trabajadores en todas las fases del procedimiento. Las reclamaciones se agruparán y un abogado de la ITUWA representará los intereses de los trabajadores.

La deuda de empresa a los trabajadores se ha acumulado desde finales de 2013, en que se promulgó la Ley federal “sobre la evaluación especial de las condiciones de trabajo”. De acuerdo con la ley, la dirección de AvtoVAZ tenía que evaluar inmediatamente las condiciones laborales en cada lugar de trabajo y fijar la compensación en función del grado de daño. Sin embargo, la evaluación no se hizo hasta julio de 2015, y sus resultados no se anunciaron oficialmente hasta el 6 de febrero de 2017. La empresa insiste en que la compensación se pagará a partir de esa fecha. Los activistas sindicales están convencidos de que tiene que pagarse por todo el período transcurrido desde la promulgación de la ley, y están dispuestos a defender sus derechos.

AvtoVAZ es el mayor fabricante de automóviles de pasajeros de Rusia, y pertenece a Renault-Nissan Alliance y la empresa estatal rusa Rostec.

Según Sergey Topolov, el juicio durará hasta finales de año.