Trabajadores de la confección en Bangladesh

Trabajadores de la confección en Bangladesh

Un empleador de la confección presenta acusaciones penales contra trabajadores

15.06.2017

Trabajadores de las fábricas Orchid y Savar del Grupo Azim en Bangladesh fueron atacados a las puertas de la fábrica por querer formar un sindicato. Ahora la dirección de la empresa ha presentado acusaciones penales contra 61 de sus trabajadores.

A raíz de los acontecimientos de finales de mayo, cuando los trabajadores fueron amenazados y agredidos físicamente por pretender formar un sindicato en la fábrica Orchid de Azim, la dirección de la empresa ha presentado acusaciones penales contra los 61 trabajadores y líderes sindicales involucrados: 38 trabajadores han sido puestos en libertad bajo fianza, pero 22 están en la cárcel.

Según las informaciones, unos 200 trabajadores son amenazados constantemente por matones locales, y no pueden ir a su casa ni a trabajar, por razones de seguridad.

Los trabajadores han sido obligados por la dirección a firmar un documento en el que declaran que no desean un sindicato en el lugar de trabajo, como condición para volver a trabajar.

El Gobierno de Bangladesh y todos los empleadores responsables tienen que comprender las consecuencias de las acciones de los empleadores sin escrúpulos como el Grupo Azim para la reputación internacional de la industria,

dice la secretaria general adjunta de la IndustriALL Jenny Holdcroft.

Deben intervenir para poner fin a la violencia y al encarcelamiento de los trabajadores y acabar con la cultura política de represión de los sindicatos.

El Grupo Azim tiene un historial de negación de la libertad de asociación a los trabajadores; en 2014 se produjeron hechos similares en la fábrica global de prendas de vestir/pantalones.