Protección de la maternidad para todas las mujeres

Acabemos con la discriminación por embarazo; Protección de la maternidad para todas las mujeres

¡Unirse y organizarse para el Día de la Mujer el 8 de marzo!

05.03.2015

La IndustriALL pide a sus sindicatos afiliados que actúen con motivo del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo.

Este 8 de marzo conmemoramos el Día Internacional de la Mujer con el trasfondo de la violencia que afecta cada vez a más mujeres en todo el mundo; las mujeres son víctimas de los conflictos armados y de la intolerancia religiosa, conflictos que no tienen nada que ver con la religión, a pesar de lo cual se utiliza todavía a las mujeres como instrumentos de guerra.

Estas crisis, y la continua lucha económica, son una amenaza directa para los derechos de las mujeres y un ataque a los logros de la mujer. En 2015, las mujeres siguen haciendo frente a la persistencia de la violencia, los cometidos tradicionales de género y los estereotipos de género, las nuevas preocupaciones por el medio ambiente, la falta de acceso a los servicios de salud y el extremismo.

Las estructuras raciales, de clase, culturales, sociales, económicas, religiosas y políticas favorecen la explotación de las mujeres. Éstas siguen siendo vulnerables a la violencia en el hogar y en la sociedad, además de carecer de muchas protecciones legales, como el permiso de maternidad.

En Europa, debido a las medidas de austeridad, se recortan las prestaciones de maternidad de las mujeres y se frenan los progresos para alentar a los padres a prestar más ayuda en el hogar. En muchos casos, las mujeres siguen teniendo que optar entre ser madres o trabajadoras.

El lema de este 8 de marzo en la región de Asia y el Pacífico de la IndustriALL es la protección de la maternidad de todas las mujeres, demanda necesaria a causa del gran y creciente número de trabajadoras precarias que carecen de toda protección a la maternidad cuando trabajan en condiciones ocasionales e informales.

La negociación colectiva puede compensar la falta de leyes favorables a las mujeres. Sin embargo, los sindicatos han de velar por que las propuestas formuladas por las mujeres no queden contrarrestadas en las negociaciones con las avanzadas por los hombres. Incluso aunque las mujeres constituyen la mayoría de la fuerza de trabajo en industrias como la electrónica o la confección, siguen aún lejos de estar representadas debidamente en los puestos de dirección de los sindicatos. Esto las sitúa en una posición de desventaja cuando se procede a la negociación de aumentos salariales y mejores condiciones de trabajo.

Christine Olivier, presidenta del Comité de Mujeres de la IndustriALL, destaca los duros desafíos que siguen afrontando las mujeres:

“La afiliación sindical de las mujeres es del 40 por ciento por término medio, pero a pesar de eso sólo ocupan el 15 por ciento de los cargos importantes en los órganos de adopción de decisiones de sus organizaciones. La tasa de participación de la fuerza de trabajo femenina sigue siendo de 26 puntos porcentuales inferior a la de los hombres. Las mujeres siguen predominando en los empleos informales, de baja calidad, precarios e infravalorados. Los salarios medios de las mujeres son inferiores entre un 4 y un 36 por ciento a los de los hombres. Y la violencia de género sigue siendo una característica tolerada con excesiva frecuencia en el lugar de trabajo, sin una norma jurídica internacional amplia que la prohíba.”

La IndustriALL y la CSI instan a nuestras organizaciones afiliadas a ejercer presión sobre los gobiernos para incluir una propuesta sobre la violencia de género en el programa de una futura Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT. Este tema se discutirá en el Consejo de Administración de la OIT de los días 12 a 27 de marzo de 2015. Por lo tanto, es urgente ponerse en contacto con los miembros del Consejo de Administración para presionarlos sobre la necesidad de apoyar esta propuesta y destacar cuán importante es adoptar una norma internacional para abordar la violencia de género en el trabajo.

A pesar la importancia de la protección de la maternidad, las mujeres todavía tienen que avanzar más allá de las cuestiones de maternidad para lograr la igualdad de género en los salarios, los ascensos,  la supresión de estereotipos en el trabajo y la no discriminación.

Monika Kemperle, secretaria general adjunta de la IndustriALL, explicó: “Nosotros en la IndustriALL estamos convencidos de la necesidad de un cupo para asegurar la debida representación de las mujeres. Un cupo puede ser una medida temporal  que puede mantenerse hasta que ya no sea necesaria. Pero la transformación fundamental de la sociedad y de los sindicatos no podrá hacerse sobre la base de un cupo solamente. La transformación de género debe traducirse en una verdadera liberación y en el empoderamiento de las mujeres.”

Pedimos a nuestros sindicatos afiliados que tomen medidas este 8 de marzo y nos envíen fotografías de las actividades que lleven a cabo.