La refinería de Grangemouth. Foto: Richard Webb

La refinería de Grangemouth. Foto: Richard Webb

El contexto en que funciona el oleoducto Forties. Gráfico: Wikimedia Commons

El contexto en que funciona el oleoducto Forties. Gráfico: Wikimedia Commons

La refinería de Grangemouth. Foto: Richard Webb El contexto en que funciona el oleoducto Forties. Gráfico: Wikimedia Commons

Unite protesta en Escocia por la venta de oleoducto a multimillonario antisindical

05.04.2017

Unite the Union, sindicato afiliado a IndustriALL Global Union, ha dado a conocer su alarma por la venta del oleoducto Forties a Ineos.

El lunes 3 de abril, Ineos informó que había acordado comprar el oleoducto de BP por US$ 250 millones. Ineos es una empresa bajo control del multimillonario Jim Ratcliffe, conocido por su evasión fiscal, quien anteriormente había comprado la refinería Grangemouth de BP. Ineos se trasladó del Reino Unido a Suiza en 2010 para evitar pagar impuestos.

Unite estuvo involucrado en grandes disputas con Ineos en 2008 y 2013, cuando la compañía de Ratcliffe atacó las pensiones de jubilación del personal y amenazó con cerrar la planta si el sindicato se negaba a aceptar las nuevas condiciones de trabajo que había impuesto.

Unite ha pedido una investigación pública sobre la venta de la empresa.

Por su parte, Pat Rafferty, Secretario de Unite en Escocia, señaló:

“En el Reino Unido, la red de oleoductos del Forties Pipeline System lleva una enorme cantidad de petróleo. Además, Grangemouth es una de las más importantes refinerías del país. Estas dos partes de la infraestructura nacional, de importancia vital, podrían pronto quedar efectivamente en manos de una sola persona, acumulando una cantidad increíble de poder.

“Se necesita realizar inmediatamente, a nivel nacional, un debate público al respecto. ¿Nuestros políticos creen en una economía donde el poder está ampliamente distribuido, aprovechándose para beneficio de todos nosotros, o se conforman con el poder en manos de una minúscula minoría cuyo principal interés es su propio beneficio personal?

“¿Es correcto, o sensato, entregar el poder de apagar el suministro de energía, paralizando el país entero, a una empresa privada, sin ninguna supervisión ni participación democrática?”

Por otro lado, Diana Junquera Curiel, Directora del Sector de Energía de IndustriALL, afirmó:

“Es sumamente peligroso que tanta infraestructura vital pase a manos de una sola persona. No beneficia a nadie”.

El oleoducto del Forties Pipeline System lleva el petróleo de varias plataformas del Mar del Norte, por 378 kilómetros hasta la refinería de Grangemouth y una serie de puertos en tierra firme. Lleva 450.000 barriles de petróleo al día, aproximadamente un 40% de la producción petrolera del Reino Unido”.