Vietnam: 90.000 trabajadores en huelga por crisis del seguro social

09.04.2015

La huelga que llevaban desde hace una semana los trabajadores de una fábrica de la Ciudad Ho Chi Minh, en Vietnam ha finalizado después de que el gobierno se comprometió a postergar y reestudiar propuestos cambios en la cobertura del seguro social. La planta en cuestión, de propiedad taiwanesa, fabrica productos para Nike, Adidas, y otras marcas internacionales.

90.000 trabajadores habían declarado la huelga después de que el gobierno de Vietnam propusiera cambios en la cobertura del seguro social, a partir del próximo año. De haberse aplicado esos cambios, los trabajadores habrían perdido el derecho de recibir una bonificación en caso de cese de sus servicios, por cualquier motivo; en vez de esto, el gobierno había propuesto reemplazar esta bonificación por el pago de un subsidio mensual a la edad estipulada para jubilación.

En Vietnam, las mujeres se jubilan a los 55 años, y los hombres a los 60.

Según la nueva legislación que había propuesto el gobierno, para tener derecho a una pensión de jubilación, los trabajadores habrían tenido que recibir pagos del seguro social durante 20 años. Si no hubieran recibido dicha subvención durante 20 años, se les habría pagado el mismo monto de bonificación, pero sólo después de haber alcanzado la edad de jubilación.

La mayoría de los trabajadores y trabajadoras de las empresas de confección o electrónica tienen que laborar largas jornadas de trabajo, 50 a 60 horas por semana. Según los cálculos de los trabajadores, no podrán acumular más de 20 años de pago, ya que vuelven a sus pueblos una vez que han adquirido los fondos suficientes para vivir allí. También desconfían de que la Caja de Seguridad Social realmente pague las bonificaciones en el futuro.

Lo que desencadenó las manifestaciones y la huelga fue, en el fondo, la perspectiva de perder la señalada bonificación, que también se utiliza para solventar a los trabajadores mientras cambian de un empleo a otro. Durante la huelga, que se llevó a cabo en forma pacífica, los trabajadores protestaron en el interior de la fábrica, y también realizaron marchas por una de las carreteras principales.

A una semana de haberse comenzado la huelga, el Viceministro de Trabajo, Doan Mau Diep, propuso que la Asamblea Nacional revisara la propuesta legislación oficial, y que se presentara una solución de modo que los trabajadores tengan la posibilidad de elegir: recibir la bonificación inmediatamente después de dejar un trabajo, o permanecer en el sistema, recibiendo los beneficios después de jubilarse.

Por su parte, Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL Global Union, señaló que, si bien parece haberse resuelto esta huelga, se hace necesario mejorar el diálogo social con el fin de encontrar soluciones a largo plazo, estableciendo un sistema sostenible de seguro social en Vietnam.

Un paro de esta magnitud envía un fuerte mensaje a los gobiernos, empleadores y sindicatos. Los trabajadores tienen altas expectativas de tener una vida mejor, y quieren un trato justo. En consecuencia, cumpliendo con los deseos de los sindicatos vietnamitas, IndustriALL continuará realizando talleres para ayudar a capacitar a los trabajadores, con el fin de defender sus intereses, y para lograr que de la negociación resulten convenios colectivos fuertes.