Miembros del sindicato en Guatemala se manifiestan contra el trabajo precario en octubre de 2017

10 maneras de luchar contra el trabajo precario

06.10.2017

Podemos ganar la lucha contra el trabajo precario. Veamos cómo:http://www.industriall-union.org/es/sudafrica-victoria-del-sindicato-sobre-el-trabajo-precario

1. Afiliación a un sindicato

El primer paso es que los trabajadores precarios se unan a un sindicato. Tanto si son subcontratados, por agencia, temporeros, externalizados o por cero horas, los sindicatos disponen de medios efectivos para conseguir un empleo seguro.

Como dice Abdoulaye, de Senegal, en el testimonio al final de este artículo:

“Desde 2014, tengo un contrato permanente gracias a la acción del sindicato SUTIDS. Hoy, mi vida y la de mi familia han cambiado por completo: mis ingresos han aumentado un 125 por ciento. El 60 por ciento de la atención médica de mi esposa y de mis cuatro hijos está cubierto por la empresa.

En consecuencia, ahora milito por la defensa de los intereses de los trabajadores precarios.”

Maria Carmo, de la CNQ/CUT, en Brasil, dijo:

“Empecé a trabajar como subcontratada a través de una empresa de limpieza. Cobraba la mitad que mis compañeros. Estaba enfermando por la inhalación de gases de los materiales. Cada día podia tener unas horas laborales diferentes. No podia planear mi vida social, estudiar ni tener vida familiar. Con mi sindicato, he recuperado la autoestima. Todos los trabajadores deben tener las mismas prestaciones, sean subcontratados o permanentes. Y todos necesitan estar sindicados.”

2. Organización de los trabajadores precarios

Con el apoyo de los proyectos de la IndustriALL sobre el trabajo precario, los afiliados han organizado a unos 30.000 trabajadores precarios entre 2014 y 2016- En un reciente ejemplo de Nigeria, 7.500 trabajadores precarios de la cadena de suministro de petróleo y gas han sido organizados en sindicatos.

3. Oposición a la externalización

Una de las mejores formas de combatir el trabajo precario es defender los empleos permanentes, como este sindicato minero en Zambia.

4. Creación de solidaridad entre trabajadores permanentes y precarios

¡La solidaridad funciona! En Sudáfrica, los trabajadores permanentes se declararon en huelga en solidaridad con los trabajadores precarios en una fábrica de plásticos, exigiendo los mismos términos y condiciones para todos.

5. Conversión de los trabajadores precarios en permanentes

El Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de Corea luchó con el Sindicato de Trabajadores Irregulares de Hyundai por los trabajadores precarios en Hyundai durante más de diez años, utilizando una combinación de huelgas, protestas y batallas legales. La acción culminó con la dramática ocupación de una torre de electricidad durante 296 días por uno de los trabajadores precarios. La empresa cedió y se crearon 6.000 empleos permanentes.

6. Negociación colectiva

La Federación Indonesia de Sindicatos de Trabajadores de la Pulpa y el Papel incluyó un artículo en su constitución en el que afirma la igualdad de los trabajadores permanentes y subcontratados. El sindicato aplica este principio en todas sus negociaciones colectivas. En el acuerdo del año pasado con Pindo Deli Pulp and Paper Mills se garantizan las mismas condiciones a los 1.000 contratados que trabajan con los 5.000 trabajadores permanentes.

7. Acuerdos Marco Globales

Los sindicatos mundiales firman acuerdos con empresas multinacionales que garantizan las normas laborales en la cadena de suministro. La IndustriALL tiene un acuerdo de larga data con Volkswagen para limitar el trabajo precario en todas sus operaciones mundiales. El trabajo precario está limitado a un 5 por ciento de la fuerza de trabajo total, para permitir la flexibilidad, y a los trabajadores precarios se les ofrece formación y las oportunidades que se presenten.

8. Presión pública

En el Reino Unido, los contraltos de cero horas – que no ofrecen horas de trabajo ni remuneración garantizadas y exigen que los trabajadores estén a disposición cuando se les llame – se dispararon a partir de 2010 y llegaron en 2016 a 1,7 millones de personas.

Los sindicatos organizaron enérgicas campañas contra ellos, incluidas revelaciones en los medios de información de las condiciones imperantes en los grandes centros de distribución, y protestas ante las tiendas que utilizan estos contratos de explotación. Los horas cero se convirtieron en un importante tema político, y varios empleadores se comprometieron a acabar con ellas. En 2017, hay 300.000 contratos de cero horas menos que el año pasado.

9. Actuaciones judiciales

En Sudáfrica, aproximadamente un millón de personas trabajan para intermediarios laborales: agencias de empleo que utilizan las empresas para eludir la responsabilidad respecto a los trabajadores. El afiliado sudafricano NUMSA presentó una denuncia en el Tribunal de Trabajo. El tribunal dictaminó que a los tres meses los contratos temporales caducan, y los trabajadores deben convertirse en permanentes.

10. Modificación de la ley

En Nueva Zelanda, tras una gran campaña del Unite Union el parlamento  prohibió los contratos de cero horas.