Al menos siete personas mueren al hundirse un edificio en Bangladesh

13.03.2015

Al menos siete trabajadores murieron al hundirse la azotea de un almacén en construcción en Mongla (Bangladesh) el 12 de marzo.

En el momento del derrumbe había unas 70 personas trabajando en el edificio, muchas de ellas en lo alto de la azotea. Se recuperaron al menos siete cuerpos de los trabajadores fallecidos, más de 60 personas fueron rescatadas y muchas hospitalizadas con lesiones de diversa consideración. Se dieron por terminadas las operaciones de rescate.

La estructura derrumbada se había construido recientemente, y es propiedad de la organización de bienestar militar de Bangladesh “Senakul Sansathan”. La fábrica donde se encontraba el almacén produce cemento de la marca Elephant desde 1995.

La empresa constructora de la azotea es un agente local de la China National Building Material Company Ltd., que obtuvo el contrato mediante una licitación internacional.

Bangladesh tiene un deficiente historial en las normas sobre seguridad contra incendios y de los edificios. El derrumbe del edificio Rana Plaza en Dhaka causó la muerte de más de 1.130 trabajadores de la confección el 24 de abril de 2013.

A raíz de esta tragedia y debido a la presión de la opinión pública y del movimiento sindical internacional, más de 180 marcas y minoristas mundiales han firmado el histórico Acuerdo sobre seguridad contra incendios y de los edificios en Bangladesh con la IndustriALL Global Union y la UNI Global Union, lo que ha dado lugar a la ejecución de un importante proyecto para hacer segura y sostenible la industria de la confección en Bangladesh.

Jyrki Raina, secretario general de la IndustriALL, dice: “El acuerdo surtió efecto inmediatamente y ha permitido disminuir los riesgos en la industria de la confección de Bangladesh, aunque todavía hay que recorrer un largo camino hasta que podamos afirmar que la industria de la confección bangladeshí es segura y sostenible. La nueva tragedia en Mongla prueba que el Gobierno de Bangladesh debe tomar sin demora disposiciones sobre seguridad similares para todos los sectores de la economía bangladeshí. Los trabajadores tienen derecho a regresar a su casa vivos y sanos después de su jornada laboral, con independencia de que estén empleados en la construcción, el vestido, el cemento o en cualquier otro sector.”