Jump to main content
IndustriALL logotype

Aumenta preocupación por legislación antisindical en Camboya

11 June, 2015El gobierno de Camboya está preparando una nueva legislación laboral, sin consultar a los interlocutores sociales desde octubre del año pasado. Por otro lado, han aumentado de modo alarmante las actividades antisindicales y la violencia contra los trabajadores, en tanto la nueva ley amenaza con restringir los derechos que se establecen en algunos convenios de la OIT que el país ha ratificado.

En los últimos 18 meses, los trabajadores de Camboya han realizado manifestaciones para exigir aumento del salario mínimo y mejores condiciones de trabajo. Con demasiada frecuencia, estas protestas han tenido que enfrentar violencia de parte de las autoridades.

A raíz de esta señalada violencia, las marcas internacionales de prendas de vestir y los sindicatos han instado al gobierno reactivar una ley sindical que inicialmente se redactara en 2011 y más tarde se retiró.

En 2014 se volvió a estudiar la nueva ley que se proponía, y se consultó a los interlocutores sociales. Los sindicatos y las marcas de ropa quieren que se establezca una ley que proteja los derechos fundamentales de los trabajadores, sobre la base de una mayor estabilidad de las relaciones laborales en las industrias.

Sin embargo, existe temor de que el proyecto actual, de octubre 2014, en realidad haga lo contrario.

Se ha propuesto una cláusula que regula la estructura de los sindicatos, exigiendo como mínimo la afiliación de un 20%  de los trabajadores para poder constituir un sindicato, umbral que se considera excesivo y puede resultar ser un obstáculo.

Otra cláusula otorga al gobierno el derecho de suspender un sindicato si el gobierno no aprueba sus actividades, como, por ejemplo, las huelgas. Además, en un intento de aislar los sindicatos, dejándolos sin solidaridad internacional, esta cláusula parece prohibir el contacto con organizaciones no gubernamentales que no están registradas en Camboya.

El mes pasado, IndustriALL Global Union, junto con la Confederación Sindical Internacional (CSI), escribió al Primer Ministro de Camboya, instando al gobierno a reestudiar esa legislación, por ser "fundamentalmente retrógrada..... incumpliendo gravemente las normas internacionales".

Algunas partes del proyecto de ley sindical no están en conformidad con los convenios de la OIT: Convenio 87 (sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación) y 98 (sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva), ambos ratificados por Camboya.

En cambio la ley propuesta corre el riesgo de ser un gran paso hacia atrás, amenazando con socavar en lugar de proteger los derechos de libertad sindical, de sindicación y de negociación colectiva.

Por su parte, el Secretario General de IndustriALL, Jyrki Raina, señala lo siguiente:

En todas partes del mundo se ha criticado este proyecto de ley sindical. El gobierno de Camboya no debe permitir que suscite el antagonismo de los trabajadores, lo que conducirá inevitablemente al deterioro de relaciones que ya están muy precarias.