Bangladesh: necesidad de un acuerdo sobre la seguridad contra incendios en el sector textil

26.11.2012

Más de 100 trabajadores resultaron muertos y otros tantos heridos en un horrible incendio en la fábrica de prendas de vestir Tazreen Fashion cerca de Dhaka el 24 de noviembre. La IndustriALL Global Union pide un acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos sobre la seguridad contra incendios y de los edificios en Bangladesh.

El fuego se inició en la noche y se propagó por los varios pisos de la fábrica situada a las afueras de Dhaka en Bangladesh, calcinándola totalmente. Las trabajadoras se encontraron atrapadas, pues las pilas de tela llenaban los pasillos incendiados. Según las primeras informaciones, los pisos segundo y tercero estaban cerrados, por lo que muchos trabajadores se mataron al saltar al vacío desde los pisos superiores. Se espera que aumente el número comunicado de 124 muertos y más de 150 heridos.

Profundamente conmocionada por el incidente, la IndustriALL Global Union transmite sus condolencias a las familias de las víctimas y su solidaridad con los trabajadores heridos. El desastroso incendio  masivo no sólo acabó con la vida de más de 100 trabajadores, sino que también arruinó el futuro de sus familias, sus sueños y sus esperanzas.

Los desastres causados por incendios, especialmente en el sector del vestido, aumentan en muchos países de la región de Asia y el Pacífico. El Gobierno de Bangladesh informa de que 414 trabajadores de la confección murieron en incendios entre 2006 y 2009. En 2010, en dos grandes incendios perdieron la vida 50 trabajadores bangladeshíes. Y más de 300 resultaron muertos en devastadores incendios en una fábrica de ropa de Karachi y una fábrica de calzado de Lahore (Pakistán), el 11 de septiembre de 2012.

Junto con los sindicatos de la región de Asia y el Pacífico, la IndustriALL Global Union ejercerá presión sobre los gobiernos para aplicar debidamente las leyes nacionales sobre cuestiones de salud y seguridad en general y seguridad contra incendios en particular. Entre las demandas de la IndustriALL Global Union figuran las siguientes:

  • Los gobiernos deben desempeñar un papel fundamental a largo plazo, un cambio sostenible mediante la actualización de leyes y reglamentos de aplicación, la mejora de las inspecciones de las fábricas, y el establecimiento del marco tripartito necesario para relaciones apropiadas entre el empleador y los trabajadores interesados.
  • Los propietarios de fábricas y los operadores deben comprometerse a facilitar y apoyar un ciclo continuo de gestión de la seguridad basada en el diálogo permanente entre la dirección y los sindicatos o los representantes elegidos de los trabajadores.
  • Los propietarios de marcas y los minoristas deben verificar que las fábricas que utilizan cumplen las normas de seguridad aplicables y asegurarse de que su política de precios  y sus prácticas de abastecimiento lo permiten.

“Hay muchas organizaciones y muchos programas que luchan actualmente por mejores condiciones de trabajo en las industrias del textil, el vestido, el calzado y el cuero en todo el mundo, pero sólo los sindicatos regionales fuertes, en colaboración con la IndustriALL Global Union, podrán detener la ruinosa competencia a costa de la seguridad contra incendios y de los edificios y, por lo tanto, a costa de los trabajadores y de sus familias. Juntos, los sindicatos tendrán más fuerza a los diversos niveles para ejercer presión sobre gobiernos, empleadores y propietarios de marcas internacionales”, dijo Monika Kemperle, secretaria general adjunta de la IndustriALL Global Union.