Ihar Komlik, Kemal Ozkan y Gennady Fedynich comentan el veredicto del tribunal anunciado el 24 de agosto de 2018

Belarús: Dos líderes de un sindicato independiente condenados a pesar de la falta de pruebas

24.08.2018

Hoy, 24 de agosto, tras un juicio de dos semanas, el tribunal del distrito de Sovetsky de la ciudad de Minsk ha condenado injustamente a Gennady Fedynich y a Ihar Komlik, líderes del afiliado a la IndustriALL Global Union en Belarús, la Unión de Trabajadores de la Industria Radioeléctrica y Electrónica de Belarús (REP), socavando los fundamentos del estado de derecho y de un juicio justo. Hay rabia e indignación entre los afiliados a la IndustriALL en el mundo entero, pues Fedynich es miembro suplente del Comité Ejecutivo.

Durante el juicio en el tribunal del caso denominado "Caso de los sindicatos" no se presentó ninguna prueba convincente. La mayoría de las pruebas presentadas en el tribunal parecían amañadas u obtenidas en violación de las normas legales de Belarús o no guardaban relación con el período de 2011-2012, que es el que se juzgaba. En su último alegato, los abogados defensores solicitaron la absolución total de ambos dirigentes.

Natalia Matskevich, la abogada de Gennady Fedynich, dijo (declaración completa):

“Cualquiera de las pruebas presentadas por la fiscalía que se considere, si se examina atentamente, se desmorona como la arena. Se obtuvieron mediante una evidente violación de la ley (es decir, que son inaceptables) o suscitan dudas sobre su fiabilidad, o no tienen nada que ver con la acusación presentada."

La jueza declaró a Gennady Fedynich y a Ihar Komlik culpables de evasión fiscal y los condenó a una multa de 47.500 BYN (más de 23.000 $ EE.UU.), a cuatro años de prisión, con suspensión de pena y a la prohibición de ocupar cargos de alto nivel durante 5 años. Ambos líderes tendrán que pagar además las costas del juicio y multas administrativas. La juez no siguió la petición de la fiscalía de confiscar los bienes de los líderes sindicales, y también anuló la orden emitida sobre sus apartamentos, tierras y automóviles privados.

Si la sentencia se mantiene, a pesar de los recursos preparados por los abogados sindicales, Gennady Fedynich no podrá seguir siendo presidente del sindicato, y lo mismo sucede con Ihar Komlik. La prisión con suspensión anunciada no es mucho mejor que el encarcelamiento, ya que la privación de la libertad de movimientos de ambos líderes estará restringida por numerosas disposiciones.

El anuncio del veredicto fue acogido con gritos de "¡Vergüenza!".

En la mañana del día del anuncio del veredicto, decenas de miembros sindicales y representantes de la sociedad civil presentaron una apelación a la jefatura del estado en la Administración del presidente solicitando que se detuviera el proceso contra los líderes sindicales.

Durante el anuncio del veredicto se organizó una un piquete cerca de la Casa de la Justicia. La policía antidisturbios detuvo a los manifestantes más activos, entre ellos activistas del sindicato REP, Pavel Mrochko de Brest, y Alexander Chmyhov de Bobruisk.

La IndustriALL ha cubierto las audiencias en el tribunal en un blog especial. Además,  en la mayoría de las audiencias hubo observadores de afiliados nacionales de la IndustriALL; todos ellos coincidieron en que el caso tenía motivaciones políticas y en que los fiscales no presentaron verdaderas pruebas.

Kemal Ozkan, secretario general adjunto de la IndustriALL, y Vadim Borisov, secretario regional de la IndustriALL, asistieron al anuncio del veredicto.

Kemal Ozkan denominó a los líderes "prisioneros políticos", y dijo:

"La "IndustriALL Global Union cree que a pesar de que el caso de los sindicatos era contra dos personas, para nosotros es algo contra el propio sindicato y, en un sentido más amplio, contra los derechos de los sindicatos independientes. La IndustriALL y sus afiliados seguirán apoyando a la REP, a Gennady Fedynich y a Ihar Komlik en su lucha por defender y promover los derechos de los trabajadores en este país."

Gennady Fedynich, presidente del sindicato REP y miembro del Comité Ejecutivo de la IndustriALL, comenta sobre el veredicto:

"Con el veredicto del día de hoy, las autoridades belarusas han mostrado que no se molestan en cumplir las normas internacionales que han suscrito. Ahora esperamos que Europa reaccione, porque esta indiferencia por las normas que se aplican en toda Europa es inaceptable."

Ihar Komlik, presidente de la organización REP en la ciudad de Minsk, y jefe de contabilidad del sindicato REP, dice que el veredicto es una "recompensa" al sindicato REP y a su dirección por la labor realizada por el sindicato.

"El veredicto confirma una vez más que a Belarús no le preocupa lo más mínimo la legislación internacional ni nacional. El veredicto pronunciado no se basa en pruebas; su única razón es la motivación política de que el sindicato REP representa una amenaza a la legalidad, incluidas las relaciones laborales en Belarús."

 

La IndustriALL seguirá de cerca la situación en Belarús e intensificará la campaña en apoyo de los sindicatos independientes belarusos mediante diversas acciones, incluidas gestiones ante organizaciones intergubernamentales.