El Sr. Selahattin Demirtaş, uno de los tres candidatos a la presidencia del país, se une a los manifestantes frente a las puertas de la planta.

El Sr. Selahattin Demirtaş, uno de los tres candidatos a la presidencia del país, se une a los manifestantes frente a las puertas de la planta.

Deva Holding de Turquía continúa su represión sindical

31.07.2014

Como parte de su política de constante represión sindical, la compañía farmacéutica Deva Holding de Turquía, filial de la empresa británica East Pharma, desde junio hasta la fecha ha despedido a ocho trabajadores, simplemente porque decidieron afiliarse a un sindicato.

En efecto, los ocho trabajadores fueron despedidos cuando se afiliaron a Petrol-Is, organización afiliada a IndustriALL Global Union. Dichos trabajadores se hallaban ejerciendo sus derechos fundamentales y legítimos de libertad de sindicación, garantizados por los convenios internacionales del trabajo de la OIT, como también por la Constitución de Turquía y la legislación sindical nacional. Los trabajadores despedidos realizaron una manifestación de protesta frente a las puertas de la planta, y Petrol-Is logró amplia cobertura en los medios de comunicación a nivel nacional. Sin embargo, el impasse sigue sin resolverse.

En el pasado, Petrol-Is participó como interlocutor en las negociaciones en las operaciones de Deva, sin embargo, en los últimos cuatro años se ha producido un deterioro de las relaciones laborales. Los despidos recientes son parte de las políticas antisindicales que ha impuesto Deva. El sindicato se fundó hace 40 años; pero la administración ha venido utilizando diferentes tácticas para eliminar toda actividad sindical en la empresa, destruyendo las relaciones laborales establecidas por convenio y por un diálogo social maduro. Las plantas de Deva Holding están ubicadas en las ciudades de Çerkezköy y Kartepe, y en la zona de Topkapi de Estambul.

En estas últimas semanas, la administración ha informado que ya no habrá convenio colectivo, citando como pretexto altos costos de producción y políticas del gobierno que afectan a la industria farmacéutica. La empresa ejerció presión sobre los trabajadores para que firmaran contratos individuales de trabajo en lugar del convenio colectivo. Luego, despidió a 74 empleados porque se habían negado a firmar contratos individuales.

Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL, señaló al respecto:

Los trabajadores tienen el derecho legítimo y legal de elegir y asociarse libremente a sus sindicatos. IndustriALL insta a la administración de Deva Holdings para que reincorpore inmediatamente a los ocho sindicalistas despedidos, que deje de presionar a los miembros del sindicato, y que entable un diálogo constructivo con Petrol-Is.