Imagen en pantalla del mensaje que enviara la DIAM.

DIAM despide a 80 sindicalistas turcos a través de un mensaje de texto

22.06.2017

Después de una campaña de sindicalización, 80 sindicalistas fueron despedidos de la planta turca de la empresa multinacional francesa de “soluciones comerciales”, DIAM.

“Se entiende que durante 7 a 9 días Ud. se unió a la huelga ilegal que se realizaba en el lugar de trabajo. Ud. dejó de trabajar, e intentó convencer a otros trabajadores para que dejaran de trabajar. Ud. violó la libertad de trabajo de estos trabajadores. Debido a estas acciones ilegales, su contrato de trabajo fue terminado el 15.06.2017”.

Así fue el siniestro mensaje de texto que DIAM envió a los miembros del sindicato para poner fin a sus contratos de trabajo en la fábrica turca productora de muestras publicitarias para conocidas marcas.

Los trabajadores y trabajadoras declararon la huelga luego de que sus colegas fueran despedidos durante una campaña de sindicalización realizada por Birleşik Metal-İş, organización afiliada a IndustriALL Global Union.

De acuerdo con la práctica usual en Turquía, Birleşik Metal-İş organizó a los trabajadores/as en un sindicato y recibió un certificado del Ministerio de Trabajo, señalando que representa a la mayoría de los trabajadores/as, y reconociendo su derecho a representarles. En lugar de entablar negociaciones con los representantes de los trabajadores/as, la filial turca de DIAM, Diam Vitrin Tasarım Hizmetleri Ambalaj San. Tic. Ltd. Şti, despidió a cinco dirigentes sindicales.

IndustriALL Global Union e IndustriAll Europe escribieron a la casa matriz de la empresa en Francia, pidiéndole que procurara que su filial reconociera las normas fundamentales de la OIT sobre el derecho de sindicación, y que reintegrara a los trabajadores/as despedidos.

En vez de dar atención a la carta sealada, la compañía despidió a otros diez trabajadores/as, y cuestionó el certificado de mayoría en los tribunales. Cuando los trabajadores/as declararon la huelga para protestar por los despidos, fueron despedidos con un mensaje de texto.

DIAM es una empresa multinacional que se especializa en la producción de muestras de mercancía para puntos de venta y de comercialización para la industria cosmética. Entre sus clientes figuran Chanel, Cartier, Calvin Klein, Clinique, Dior, Estée Lauder, Dolce Gabana, Gucci, Givenchy, Maybelline, Guerlain, Lancôme, Louis Vuitton y Valentina.

La mencionada fábrica turca elabora productos principalmente para L'Oreal y Dior.

Por su parte, Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL, señaló:

“Se ha hecho común que las multinacionales que producen para el mercado europeo obtengan sus productos en Turquía, debido a su proximidad a la UE y por las normas de fabricación.

“También ha llegado a ser común que estas empresas respeten los derechos laborales en sus países de origen, pero participan en represión brutal en Turquía. Están subcontratando la represión que se ejerce contra los sindicatos, con la complicidad de un gobierno antisindical.

“No estamos dispuestos a permitir esto. Entre las medidas que vamos a emprender, IndustriALL identificará las marcas cuyos productos son fabricados por DIAM en Turquía, y vamos a denunciar públicamente la represión que se aplica contra los sindicalistas”.