• Este artículo existe en:
  • en
  • es
  • fr

Los trabajadores de DNO Yemen protestan ante el palacio presidencial

Los trabajadores de DNO Yemen protestan ante el palacio presidencial

Los trabajadores de DNO Yemen protestan ante el palacio presidencial

Los trabajadores de DNO Yemen protestan ante el palacio presidencial

Los trabajadores de DNO Yemen protestan ante el palacio presidencial

Los trabajadores de DNO Yemen protestan ante el palacio presidencial

Los trabajadores de DNO Yemen protestan ante el palacio presidencial

Los trabajadores de DNO Yemen protestan ante el palacio presidencial

DNO sigue eludiendo la responsabilidad a pesar de los fallos de los tribunales a favor de los trabajadores yemeníes

18.05.2017

DNO, la empresa noruega que despidió a sus trabajadores mediante un mensaje de texto cuando estalló la guerra en Yemen, sigue tratando de eludir el pago a sus trabajadores, a pesar de tres fallos judiciales contra ella.

DNO cesó sus operaciones en Yemen y despidió a 198 trabajadores en abril de 2015 mediante un mensaje de texto y correos electrónico. La empresa no dio ningún aviso ni pagó indemnización de despido, en violación de la legislación laboral yemení. También violó el acuerdo de reparto de la producción de empresa mixta con el Gobierno.

Tanto el sindicato como el Gobierno trataron de dialogar con la empresa sobre las alternativas. Cuando la compañía se negó a negociar, el Sindicato DNO Yemen – que forma parte del afiliado yemení a la IndustriALL Global Union - llevó a la empresa a la magistratura del trabajo. En agosto de 2016, el tribunal falló a favor de los trabajadores, confirmando que el despido era ilegal, y ordenó a la empresa que pagara los sueldos pendientes o se incautarían sus activos.

En Yemen, si a una empresa se le concede una licencia para explotar un yacimiento de petróleo tiene que pagar los sueldos y cumplir las obligaciones sociales mientras dure la licencia. Según la empresa, la licencia se devolvió al Gobierno en diciembre de 2016. La empresa es responsable de los sueldos y la indemnización de despido al menos hasta ese momento.

En lugar de acatarlo, la empresa recurrió el fallo. El tribunal de apelación también dictaminó a favor de los trabajadores. La empresa abandonó Yemen sin transferir debidamente los activos, en violación de su licencia de explotación. El 20 de febrero de 2017, el tribunal yemení confirmó una orden de embargo de los activos de la compañía.

En enero se lanzó una campaña sindical internacional, y más de 9.000 personas escribieron al presidente ejecutivo de DNO, Bijan Mossavar-Rahmani, condenando el comportamiento de la empresa.

En lugar de reaccionar positivamente, la empresa apeló de nuevo en abril de 2017, esta vez al Tribunal Supremo. En lo que constituye una victoria de los trabajadores, el 2 de mayo de 2017 el Tribunal Supremo pidió al ministerio del petróleo y minerales de Yemen que no liberara a DNO de sus obligaciones hasta que pagara a los trabajadores.

Sin embargo, al sindicato le preocupa que el ministerio no dé prioridad a la indemnización de los trabajadores. El sindicato celebró manifestaciones ante el palacio presidencial, pidiendo al Gobierno que intervenga, los emplee directamente o vuelva a abrir el yacimiento de petróleo.

Temen que la empresa siga la estrategia de cansar a los trabajadores, desgastando su resistencia.

Los trabajadores siguen luchando para alimentar a sus familias.

En una reciente reunión de la red sindical del petróleo y el gas celebrada en Beirut, Anees Alhatari, del Sindicato DNO Yemen, dijo:

“Desde hade ya 23 meses, los trabajadores de DNO afrontan circunstancias muy duras, debido a la guerra. No tienen empleo y la situación de seguridad se deteriora. Esto supone un gran estrés emocional para esos trabajadores.

He observado una gran cantidad de problemas mentales entre los empleados debido a la guerra y a lo que ha hecho DNO.”

El sindicato noruego Industri Energi presentó una denuncia ante la OCDE contra DNO, en nombre del sindicato yemení, por incumplimiento de las directrices de la OCDE sobre el respeto de las normas internacionales del trabajo. Aunque la empresa adujo que la OCDE no es competente porque Industri Energi no organiza a los trabajadores afectados, la OCDE ha aceptado la denuncia, que se está considerando.

El secretario general adjunto de la IndustriALL Kemal Özkan dijo:

“Los tribunales yemeníes se han pronunciado a favor de los trabajadores en tres ocasiones. El movimiento sindical mundial ha presentado también una denuncia en la OCDE, y considerará además otras vías.

Es hora de que DNO deje de eludir sus responsabilidades y de que pague a sus trabajadores lo que los tribunales han decidido que les debe.”

Los sindicatos noruegos también están ejerciendo presión sobre los accionistas para que desinviertan de DNO.