En una reunión se recomiendan políticas para poner fin a las violaciones de los derechos de las trabajadoras en África Subsahariana

13.04.2018

Durante una campaña de protección de la maternidad en Nigeria, Oluchi Okorie, del sindicato afiliado a la IndustriALL Global Union la Nigerian Union of Petroleum and Natural Gas, fue preguntada por los empleadores: “Cuál es su problema? ¿Está embarazada? Y preguntas similares, como burlándose de los organizadores, fueron comunes a quienes defendían los derechos de las trabajadoras en el lugar de trabajo. Tampoco se les hizo caso cuando trataron de hablar en reuniones en el trabajo.

La protección de la maternidad es una de las cuestiones planteadas en la reunión del comité ejecutivo de mujeres de África Subsahariana celebrada en Dakar (Senegal) los días 10 y 11 de abril, a la que asistieron delegados de Burkina Faso, Kenya, Ghana, Costa de Marfil, Mozambique, Namibia, Nigeria, Senegal, Sudáfrica, Tanzania, Uganda, Zambia y Zimbabwe. La reunión instó a los sindicatos a adoptar políticas para acabar con la discriminación por género y el acoso sexual en los lugares de trabajo.

Las campañas sobre los derechos de las mujeres en el lugar de trabajo realizadas por los afiliados a la IndustriALL en la reunión se centraron en los abusos físicos, emocionales y psicológicos, así como en la discriminación por género y el acoso sexual. También hubo campañas en comunidades donde viven los trabajadores. Por ejemplo, en Senegal, la violencia basada en el género incluye la violación, los matrimonios forzados y la mutilación genital femenina.

Beauty Zibula, presidenta regional del comité ejecutivo de mujeres de la IndustriALL, dice:

Hay mujeres que mueren a causa de las heridas sufridas en la violencia basada en el género. Para detener esto tenemos que utilizar las leyes nacionales y los convenios internacionales, a fin de proteger a las trabajadoras y a los miembros sindicales.

La reunión alentó a los sindicatos a desarrollar políticas de género que orienten sobre la manera de acabar con el acoso sexual y la violencia basada en el género. Por ejemplo, afiliados de Ghana y Zimbabwe ya han elaborado políticas de género.

Además, la reunión recomendó que la IndustriALL apoye y elabore una política de género que puedan utilizar los afiliados y adaptarla a la situación en sus países. También se requiere una política contra el acoso sexual.

La reunión también convino en la necesidad de la formación y de incluir a más mujeres en la negociación colectiva.

Zibula agrega:

Los sindicatos deben dejar de excluir a las mujeres capacitadas de la negociación colectiva. A menudo, esto da lugar a la firma de convenios colectivos en que se omiten necesidades específicas de las trabajadoras.

Paule-France Ndessomin, secretaria regional para África Subsahariana, dice:

Nuestros afiliados en África Subsahariana tienen la responsabilidad esencial de trabajar por la eliminación de la violencia contra las mujeres no sólo institucionalmente, sino también mediante la educación de sus miembros y la comunidad en el general, la promoción y la negociación colectiva. Se debe elogiar a las mujeres por romper el silencio  y ser más explícitas en la forma en que se ven obligadas a tener relaciones sexuales con sus superiores.

Funcionarios gubernamentales, incluidos los Ministerios de Comercio y Minas, y el Ministerio de Trabajo, y dirigentes sindicales, firmaron el compromiso de la IndustriALL sobre la violencia y el acoso a las mujeres.