Fijan en US$ 170 el salario mínimo en Camboya

06.10.2017

Tras el proceso de consultación tripartita que se realiza en forma anual en Camboya, el salario mínimo para el sector de la confección en ese país será de US$ 170 para 2018. El nuevo salario mínimo beneficiará a más de 600.000 trabajadores y trabajadoras del sector de la confección.

Por primera vez, los afiliados de IndustriALL en Camboya han adoptado una posición firme y unida en las consultaciones con el Comité de Asesoría Laboral, exigiendo un nuevo salario, de US$ 176,25. El proceso tripartito obtuvo apoyo unánime para fijar el nuevo salario mínimo en US$ 165, monto que el Primer Ministro posteriormente aumentó en US$ 5 más, tal como se había hecho en años anteriores. En una notificación del Ministro de Trabajo, emitida el 5 de octubre, se declaró que el monto de US$170 entrará en vigor a partir del 1o de enero de 2018.

La solicitud de un salario mínimo que presentaron los sindicatos se basó en un informe encargado por IndustriALL, la FES y el Centro de Solidaridad sobre Determinación y Ajuste del Salario Mínimo en el Sector de la Confección y el Calzado en Camboya, a través del Center for Policy Studies. Este informe presentado a los sindicatos siguió los 7 criterios establecidos para determinar el salario mínimo en Camboya.

En base a este informe, en una reunión realizada el 24 de septiembre, encabezada por los afiliados de IndustriALL en Camboya, se acordó por unanimidad proponer el monto de US$176,25 al Comité Consultivo Laboral, órgano tripartito compuesto por representantes de sindicatos, empleadores y del gobierno.

Ath Thorn, Presidente de la Coalición de Sindicatos Democráticos de Trabajadores de la Confección de Camboya (CCAWDU), organización afiliada a IndustriALL, señaló:

El sindicato propuso por unanimidad la cifra de US$176,25, basándose en la decisión que se había tomado en una reunión de consenso celebrada el 24 de septiembre de 2017. El sindicato se mantuvo firme hasta que se decidió la cifra final. Esta es una victoria para los trabajadores y trabajadoras de Camboya. Nos alegramos mucho de que esta vez, los sindicatos estuvieran completamente unidos. Esto es muy favorable para el movimiento sindical y para el sector.

Por su parte, Chuon Monthol, Presidente de la Federación Sindical de Camboya (CUF), organización afiliada a IndustriALL, afirmó:

Es importante que las marcas de ropa aumenten sus pedidos en Camboya. El gobierno ha progresado al aumentar los salarios, mejorando la protección de la maternidad e introduciendo otras mejoras en las condiciones de los trabajadores y trabajadoras, pero esto no puede sostenerse sin pedidos estables de las marcas. Los sindicatos están unidos, pero se necesita tener estabilidad en el sector de la confección de Camboya.

Por otro lado, Jenny Holdcroft, Secretaria General Adjunta de IndustriALL Global Union, señaló:

Este aumento del salario mínimo fue bienvenido. Camboya ha dado un paso hacia un salario digno para los trabajadores y trabajadoras de la confección. Todavía queda mucho camino por recorrer y esperamos implementar el proceso ACT en Camboya como un medio adicional para aumentar los salarios a través de la negociación colectiva sectorial, vinculada con las prácticas de compra de las marcas.