El edificio de Rana Plaza se derrumbó el 24 de abril de 2013

El edificio de Rana Plaza se derrumbó el 24 de abril de 2013

Fondo de compensación para víctimas de Rana Plaza alcanza su meta de US$30 millones

08.06.2015

IndustriALL Global Union y UNI Global Union, dos organizaciones signatarias del Acuerdo de Bangladesh, han acogido con agrado la noticia de que el Fondo de Compensación de Rana Plaza por fin ha alcanzado su meta.

Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL Global Union, recibió con agrado la noticia que señala que finalmente se hace posible una plena compensación para las víctimas de la tragedia de Rana Plaza:

"Este plan de indemnización - dijo - es innovador para compensar por los accidentes laborales en la cadena de suministro del sector de la confección, lo que nos complace; sin embargo ha sido muy notoria la irresponsabilidad de las marcas con los trabajadores y trabajadoras que les fabrican prendas de vestir."

Mientras tanto, la lucha continúa para lograr un salario digno y por el reconocimiento del derecho de los trabajadores y trabajadoras de libre asociación a un sindicato. Estas luchas son fundamentales para cambiar las condiciones de trabajo en las fábricas de ropa para que nunca vuelvan a suceder tragedias como Rana Plaza.

Por su parte, Philip Jennings, Secretario General de UNI Global Union, dijo lo siguiente:
“El fondo de compensación ha demostrado que los sindicatos mundiales y las ONG pueden trabajar con las marcas internacionales para procurar que cumplan con sus responsabilidades a lo largo de la cadena de suministro. Éste es un día muy positivo después de una larga y difícil historia para los sobrevivientes y familiares de las víctimas. Se demoró demasiado, dos años, para que las empresas, que cuentan con reservas de miles de millones de dólares, pudieran alcanzar a reunir colectivamente los 30 millones de dólares que se requerían, pero por fin lo hemos logrado, y las familias ahora pueden comenzar a reconstruir sus vidas. Sin embargo, no debemos olvidar que Bangladesh todavía tiene un largo camino que recorrer para crear una industria de la confección segura y sostenible”.