“Hay que poner fin a las muertes en las minas. El gobierno de Turquía debe ratificar el Convenio 176 de la OIT ahora, ya, sin demora”, dice IndustriALL Global Union

28.10.2014

La cultura de la industria minera de Turquía, donde prima solamente la ganancia sobre la seguridad de la gente, al parecer, una vez más, ha cobrado la vida de trabajadores del sector. En efecto, en momentos de redactar este artículo, nos llega la noticia que dieciocho mineros se encuentran atrapados a 300 metros bajo la superficie de una mina cerca de la ciudad de Ermenek, en la provincia de Karaman.

Veinte trabajadores han sido rescatados o bien escaparon por su cuenta de la mina de carbón inundada, pero se desvanecen las esperanzas para otros 18 mineros que están atrapados bajo tierra. Aunque se está sacando el agua, con los hombres aún bajo tierra el riesgo aumenta a medida que pasa el tiempo. No se ha establecido ningún contacto con los dieciocho trabajadores atrapados.

Aún no se sabe la razón por qué se inundó a la mina. Sin embargo, IndustriALL Global Union cree firmemente e insiste que todo accidente minero se puede prevenir.

En Turquía, más de 3.000 personas han muerto y más de 100.000 han quedado lesionadas en accidentes mineros desde 1941 hasta nuestros días. Hay 740 minas de carbón y 48.706 mineros en el país.

Hace menos de seis meses que se produjo el homicidio industrial en Soma que mató a 301 mineros turcos el día 13 de mayo; ahora dieciocho mineros se encuentran atrapados en la mina de carbón inundada Has Sekerler.

Recientemente, después de la eficaz lucha y presión ejercida por los sindicatos mundiales y nacionales, junto con la insistencia de la opinión pública, el Consejo de Ministros de Turquía envió un proyecto de ley al Parlamento para la ratificación del Convenio 176 de la OIT sobre seguridad en las minas. Sin embargo, todavía está pendiente este debate en el programa del Parlamento.

A principios de este mes, la Organización Internacional del Trabajo organizó una Reunión Tripartita Nacional sobre Mejoramiento de la Seguridad y Salud Laborales en el Sector Minero de Turquía. El gobierno, los representantes de los trabajadores y de las empresas, y las demás partes interesadas llegaron a un acuerdo sobre los principales elementos de un programa para mejorar la seguridad y salud laborales en el sector minero.

Además, en septiembre, el Parlamento de Turquía aprobó una ley que establece algunos nuevos derechos para los mineros en cuanto a la jornada de trabajo, indemnización por despido, la edad de jubilación, que el salario más bajo sea el doble del salario mínimo legal, así como algunos derechos legales para las víctimas de Soma y sus familias. Sin embargo, todavía falta un programa completo para resolver los problemas de salud y seguridad en las minas.
Refiriéndose a esta nueva desgracia minera, Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL Global Union, afirmó lo siguiente:

Una vez más, los medios de todo el mundo han centrado su atención en el peligro sin sentido que se ven obligados a enfrentar los mineros de Turquía debido a la falta de regulación de esta industria. Ahora el gobierno de Turquía simplemente no tiene otra opción sino hacer caso a los llamados a la acción en materia de seguridad y salud en las minas. El primer paso urgente que se debe dar es la ratificación y aplicación del Convenio 176 de la Organización Internacional del Trabajo, que hará que este sector cumpla con las normas internacionales. La vida de los trabajadores no es una mercancía; no se justifica que las empresas hagan primar las ganancias sin preocuparse de la seguridad laboral debido a consideraciones de costo.

IndustriALL Global Union enviará cartas al Presidente del Parlamento de Turquía, al Primer Ministro, a los líderes de los partidos de oposición con representación en el Parlamento, y a parlamentarios individuales para acelerar el proceso de ratificación.