Importante convenio colectivo fue logrado por un sindicato de Georgia del sector del vidrio

25.08.2017

Tras un largo proceso de negociación que se prolongó por más de un año, el sindicato en la planta Ksani, fabricante de envases de vidrio en Georgia, logró un importante convenio colectivo.

En efecto, el 22 de agosto, se celebró la quinta ronda de negociaciones para firmar un convenio colectivo en la fábrica de envases de vidrio de Ksani (JSC MINA), propiedad de la empresa turca Şişecam Glass Packaging Group.

El Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos, Mineros y de la Industria Química de Georgia (TUMMCIWG), organización afiliada a IndustriALL, logró que el convenio colectivo contenga un importante conjunto de beneficios sociales. La fuerza de trabajo de la planta está constituida por 220 trabajadores/as, y para los miembros de TUMMCIWG el convenio colectivo establece lo siguiente:

  • Remuneración óptima adicional por trabajo nocturno, horas extraordinarias y trabajo en días festivos;
  • Un aumento salarial anual, basado en un índice vinculado a la tasa de inflación. El salario será indexado a partir de 2016;
  • Asistencia financiera de 500 GEL (US$ 207) por nacimientos de hijos, matrimonio o la muerte de un pariente cercano;
  • A partir del 1º de octubre de 2017, asistencia financiera por un monto de 30 GEL (US$ 12) mensuales a familias numerosas por cada niño/a menor de 18 años.

Además, a partir del 1º de enero de 2018 se pondrá en marcha un sistema de bonificaciones. Los representantes sindicales tendrán la oportunidad de presentar sus propias observaciones y opiniones.

Éste es el tercer convenio colectivo en el sector de la industria metalúrgica, minera y química; sigue los acuerdos logrados anteriormente en Rustavi Azot y en la fábrica de ferroaleaciones Zestafoni. La empresa aceptó la idea de tener un convenio colectivo después de que, en febrero de 2016, 170 trabajadores/as realizaron una huelga de un mes que paralizó las operaciones en la planta.

Las dos primeras reuniones del sindicato y la administración de la fábrica fueron celebradas en Georgia, pero debido a la estructura estrictamente centralizada de la empresa Şişecam, el Director General de la planta no pudo tomar una decisión para establecer un convenio colectivo.

El 19 de abril, el propietario invitó a cinco representantes del TUMMCIWG a su casa matriz en Estambul, Turquía. En esta reunión se logró un avance en las negociaciones, a consecuencia de lo cual se estableció un convenio colectivo.

Por su parte, Tamaz Dolaberidze, Presidente del TUMMCIWG, señaló:

“Quisiera agradecer a todos los que han participado en este proceso de negociación colectiva. También quisiera hacer llegar nuestros agradecimientos a todos los empleados de la empresa, quienes ofrecieron importante apoyo durante este período, infundiéndonos ánimo para seguir adelante. Agradezco el apoyo de IndustriALL Global Union, cuyos dirigentes visitaron Georgia en varias ocasiones durante las negociaciones colectivas, ayudándonos a través de reuniones que sostuvieron con la administración de la empresa”.