Importantes marcas de prendas de vestir se unen a sindicatos para firmar nuevo Acuerdo de Seguridad de Bangladesh

29.06.2017

Importantes marcas de prendas de vestir han firmado, junto con los sindicatos mundiales, un nuevo Acuerdo de Bangladesh sobre Seguridad en la Construcción de Edificios y de Instalaciones de Sistemas contra Incendios. De esta manera las marcas reafirman su compromiso con cadenas mundiales de suministro de ropa responsables.

En el Foro Mundial de la OCDE sobre Conducta Empresarial Responsable que se realiza hoy en París, IndustriALL Global Union y UNI Global Union, junto con representantes de las marcas C&A y LC Waikiki, van a informar sobre el nuevo Acuerdo.

Hasta la fecha, el Acuerdo ha sido firmado por Kmart Australia, Target Australia, Primark, H & M, Inditex (Zara), C & A, Otto, KiK, Aldi South, Aldi North, Lidl, Tchibo, LC Waikiki, Helly Hansen, Loblaw y PVH. Además, otras marcas se han comprometido a firmar: Esprit, Hüren, Bestseller, Wibra, Schmidt Group, N Brown Group, Specialty Fashion Group Australia y Carrefour.

Esto significa que más de mil fábricas de prendas de vestir de Bangladesh que proveen productos para las marcas signatarias del Acuerdo ya estarán cubiertas bajo las nuevas exigencias de seguridad. Aumentará este número a medida que se agreguen las firmas de otras marcas más.

Las marcas signatarias del Acuerdo actual se han reunido hoy en Ámsterdam para estudiar el nuevo acuerdo; se cree que la mayoría de estas marcas va a firmar. IndustriALL y UNI han firmado el nuevo Acuerdo. Cuatro organizaciones no gubernamentales, entre ellas la Campaña Ropa Limpia y el Consorcio de Derechos del Trabajador, son testigos de estas firmas.

Este acuerdo de tres años se basa en los logros del primer Acuerdo de Bangladesh, que fuera firmado en mayo de 2013 como respuesta al derrumbe del edificio Rana Plaza. Sigue el marco legalmente vinculante del primer Acuerdo y el compromiso de actuar de forma transparente. También se introducen nuevas formas de protección para los trabajadores/as y se garantiza la inspección y renovación de un número mucho mayor de fábricas, a medida que las marcas signatarias vayan agregando nuevos proveedores.

El derrumbe de Rana Plaza en abril de 2013 cobró la vida de más de 1.100 trabajadores y trabajadoras, dejando lesionados a 2.500 más. Seis semanas más tarde, sindicatos, organizaciones no gubernamentales y marcas dieron a conocer el primer Acuerdo de Bangladesh. Actualmente, el Acuerdo cubre a más de 2,5 millones de trabajadores/as. El nuevo Acuerdo entrará en vigor después de que venza el Acuerdo de 2013, en mayo de 2018.

Por su parte, el Secretario General de IndustriALL, Valter Sanches, señaló:

La reafirmación del compromiso de las marcas de procurar condiciones de seguridad en las fábricas de Bangladesh es un voto de confianza en el Acuerdo. En la actualidad, este Acuerdo es la única opción creíble para la salud y la seguridad en las fábricas de prendas de vestir de Bangladesh. Demuestra que se pueden usar las relaciones laborales para salvar vidas y mejorar las cadenas mundiales de suministro.

El nuevo acuerdo extiende por tres años más la inspección independiente y experta de las condiciones de seguridad en todas las fábricas cubiertas por el Acuerdo, asegurando que se mantengan las mejoras de seguridad que se lograron bajo el primer Acuerdo y que se aborden nuevos problemas que se produzcan en cualquier fábrica.

Bajo el primer Acuerdo, los ingenieros realizaron inspecciones de seguridad eléctrica, estructural y de sistemas contra incendios en más de 1.800 fábricas, identificando 118.500 elementos de riesgo. Se ha logrado remediar un 79% de los aspectos peligrosos de los lugares de trabajo que se identificaron en el programa original de inspecciones que se realizaron bajo el Acuerdo.

Por otro lado, Christy Hoffman, Secretaria General Adjunta de UNI Global Union, afirmó al respecto:

En los últimos cuatro años de trabajo en el contexto del Acuerdo, los sindicatos y las organizaciones de seguridad laboral han trabajado junto con las marcas mundiales para alcanzar una solución al problema aparentemente insoluble de las fábricas peligrosas en Bangladesh. Muchos dijeron que el cambio no era posible. Hemos demostrado que están equivocados. Nuestro objetivo es crear una economía mundial que respete la vida y la dignidad de todos los trabajadores y trabajadoras, y el Acuerdo constituye un gran paso en ese camino. El Acuerdo de 2018 continuará la marcha hacia adelante.

Desde que se produjo la tragedia de Rana Plaza, la industria de prendas de vestir de Bangladesh ha crecido, logrando US$ 6.6 mil millones de ingresos anuales. Así también se ha hecho más importante este Acuerdo.

El nuevo Acuerdo pone mayor énfasis en el derecho de los trabajadores y trabajadoras de crear y afiliarse a un sindicato, reconociendo que el empoderamiento de la fuerza de trabajo es fundamental para garantizar la seguridad en el lugar de trabajo. Incluye mayor protección para aquellos trabajadores y trabajadoras cuyas fábricas se han cerrado o se han reubicado debido a la implementación del Acuerdo. También presenta la posibilidad de extender el Acuerdo a otros sectores, además de la industria de la confección.

Finalmente, Amirul Amin, de la Federación Nacional de Trabajadores de la Confección, organización de Bangladesh afiliada a IndustriALL, señaló:

Me complace mucho que hayamos decidido extender el Acuerdo. El Consejo de Sindicatos de IndustriALL en Bangladesh no tolera lugares de trabajo inseguros que pongan en peligro la vida de la fuerza de trabajo. Este Acuerdo es sumamente importante para los trabajadores y trabajadoras, quienes ahora saben cuáles son los problemas de seguridad en su fábrica y pueden hacer algo al respecto.