Importantes marcas de ropa instan al Perú para que derogue legislación perjudicial

05.03.2013

Importantes empresas estadounidenses de ropa que obtienen sus mercancías del Perú han instado al gobierno de ese país para que respalde la derogación de la legislación que permite a los proveedores locales emplear a trabajadores con contratos a corto plazo. Las empresas norteamericanas señalan que al apoyar esa derogación, el gobierno peruano demostraría su apoyo al trabajo decente.

En una carta dirigida al Presidente Ollanta Humala Tasso, firmada por seis empresas diferentes, se manifiesta su preocupación por cuanto el Decreto 22343, que rige las "exportaciones no tradicionales", es una excusa para fomentar y aprobar violaciones de los derechos laborales y por lo tanto representa un obstáculo para la correcta aplicación de sus códigos de conducta.
 
La carta, que fue enviada el día 4 de marzo, lleva la firma de 47 marcas: The Life is Good Company, New Balance, Nike, PVH Corp (propietaria de Calvin Klein, Tommy Hilfiger, Van Heusen, Izod, Arrow, GH Bass & Co) y VF Corporation (dueña de veinticinco marcas que incluyen North Face, Vans, Nautica, 7 For All Mankind, JanSport, Ella Moss, Timberland, Wrangler, Lee, Kipling y Eastpak).  Los EE.UU. es principal destino de las exportaciones del Perú en el rubro de prendas de vestir.
 
La carta se produce tan sólo 2 semanas antes de la nueva convocatoria del Congreso del Perú. Una iniciativa para derogar las disposiciones laborales del decreto sobre las exportaciones no tradicionales está pasando por la fase de comisiones, pero los fabricantes de textiles y prendas de vestir se oponen fieramente a su eliminación.
 
Al comentar sobre la carta, Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL Global Union, ha dicho: "Acogemos con gran satisfacción esta carta, que señala claramente que, en la industria global actual de fabricación de prendas de vestir, el trabajo decente es un factor que contribuye a la competitividad, junto con la calidad, el precio y la entrega a tiempo.
 
"El Perú produce algodón y fibras de alta calidad y este país se está estableciendo como proveedor de grandes marcas. Sin embargo, la etiqueta "hecho en el Perú" se está contaminando por el abuso que proviene con la aplicación de contratos de trabajo a corto plazo", concluye Raina.