IndustriALL denuncia al Gobierno de Tailandia ante la OIT

07.10.2015

Hoy, Jornada Mundial por el Trabajo Decente, IndustriALL Global Union ha presentado una queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) contra el Gobierno del Reino de Tailandia por graves violaciones de los derechos sindicales.

En la queja de IndustriALL ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT, se refiere detalladamente a 18 casos de abuso contra los sindicatos y trabajadores/as de Tailandia.

IndustriALL, que cuenta con siete sindicatos afiliados en ese país, acusa al gobierno tailandés de no proteger a los 39 millones de trabajadores y trabajadoras que constituyen su fuerza laboral, de los cuales casi la mitad labora en el sector informal.

Aunque desde hace mucho tiempo se viene atropellando a los trabajadores y trabajadoras tailandeses, la situación no ha mejorado bajo el gobierno tailandés actual, que se instaló después de un golpe militar en mayo de 2014.

Bajo la legislación actual del país, aproximadamente un 75% de la fuerza de trabajo de Tailandia carece de derechos de libertad de sindicación y negociación colectiva, por lo cual el país cuenta con la tasa de sindicalización más baja de Asia Sudoriental, 1,5%.

En las zonas industriales de Tailandia, donde las marcas mundiales tienen plantas de producción en varios sectores, alrededor del 50% de los trabajadores y trabajadoras son temporales. La legislación tailandesa hace difícil para los trabajadores temporales afiliarse a un sindicato en una empresa, a pesar de que pueden haber estado trabajando en el mismo cargo durante varios años.

Por otra parte también, las empresas echan mano a trabajadores y trabajadoras subcontratados para impedir la sindicalización de los lugares de trabajo. Una empresa despidió a un 60% de su fuerza de trabajo con el fin de evitar la sindicalización de su planta.

Las empresas frecuentemente despiden a su personal por ser sindicalistas o por intentar realizar negociación colectiva. En los casos en que los tribunales han mandado a reincorporar a los trabajadores, las empresas suelen no hacer caso al fallo o ejercen presión insoportable sobre los trabajadores para obligarles a renunciar. En otros casos, los trámites judiciales se prolongan durante tanto tiempo que los trabajadores se ven obligados a renunciar y aceptar  pago de compensación.

En la denuncia que ha presentado, IndustriALL insta al gobierno tailandés para que revise la legislación laboral en consultación con los sindicatos y que ratifique los Convenios 87 y 98 de la OIT sobre la libertad sindical y el derecho de sindicación y de negociación colectiva.

Con respecto a los 18 casos que figuran en la denuncia, IndustriALL pide al gobierno tailandés "procurar que los empleadores cumplan con todos los pedidos de reparación y compensación, y que se respeten los derechos fundamentales de los trabajadores".

El Secretario General de IndustriALL, Jyrki Raina, dijo al respecto:

"Tailandia es un centro de operaciones en la cadena de suministro mundial de muchas empresas multinacionales. El gobierno tailandés debe hacer más para proteger a sus trabajadores y trabajadoras, que son el eje fundamental de la economía. Asimismo, las empresas multinacionales no deben permitir que sus proveedores y filiales en Tailandia violen los derechos de los trabajadores sólo porque lo pueden hace impunemente".

Fin:

Con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, de hoy, 7 de octubre, IndustriALL ha puesto de relieve los efectos destructivos del trabajo a corto plazo, temporal o subcontratado, que también se le conoce como trabajo precario. Hay más información en las páginas de nuestra campaña STOP al Trabajo Precario.  

#STOPrecariousWork

Para mayor información, rogamos comunicarse con Leonie Guguen, Encargada de Comunicaciones, IndustriALL Global Union. [email protected] Tel: +41 79 137 54 36

www.industriall-union.org