IndustriALL protesta por detención de mineros en huelga en Irán

05.02.2014

Más de 20 mineros en huelga y sus dirigentes han sido detenidos en Irán. Esta situación se produjo durante una huelga que era legal a pesar de la existencia de condiciones políticas y legales represivas en el país.

Se ha informado a IndustriALL Global Union que más de 20 trabajadores de la mina de Chadormalu en la provincia central de Yazd fueron detenidos por las fuerzas de seguridad iraníes. Entre los detenidos figuran el dirigente y el secretario del sindicato de trabajadores. Los mineros habían dejado de trabajar como parte de las negociaciones por el convenio colectivo y por un conflicto laboral.

Desde hace varios meses, más de 3.000 trabajadores han estado exigiendo un aumento salarial de acuerdo con la tasa de inflación, así como el pago de horas extraordinarias que no se pagan desde hace cuatro meses. Bahram Hassaninejad, Secretario del sindicato de trabajadores, fue despedido de su puesto de trabajo durante las protestas anteriores sobre este mismo problema, en noviembre de 2013. Dicha protesta se extendió después de la destitución de Hassaninejad, y su reincorporación al trabajo se convirtió en otra reivindicación, además del aumento salarial y el pago retroactivo.

El 26 de enero, el Comité de Resolución de la Dirección del Trabajo de Ardakan confirmó la orden de despido de Hassaninejad, lo que provocó nuevas protestas de los mineros. Miles de trabajadores mineros hicieron un paro el 28 de enero en protesta por el despido, así como para continuar exigiendo el cumplimiento de sus reivindicaciones salariales. El 29 de enero, las fuerzas de seguridad convocaron y detuvieron a 20 trabajadores que, según dio a entender el Gobernador, habían jugado un papel decisivo en el comienzo de las protestas. Los trabajadores restantes continuaron la toma del lugar de trabajo, y, el 30 de enero, también fueron detenidos otros cuatro trabajadores de aquellos que estaban ocupando la fábrica. Al día siguiente, los dirigentes sindicales Hossein Jenaee y Bahram Hassaninejad fueron detenidos por organismos de seguridad de la ciudad de Ardakan.

Se ha informado que los trabajadores de la mina de Chadormalu perciben entre US$ 205 y 240 mensuales, sin embargo las autoridades han indicado anteriormente que se les debería pagar entre US$ 512 y US$ 682. Los trabajadores de esta mina exigían un aumento salarial que fuera compatible con la tasa de inflación en Irán. Además, desde hace cuatro meses no se les pagaba sus prestaciones sociales por penuria económica ni otros beneficios que les corresponden.

En su carta dirigida a Hassan Rouhani, Presidente de la República Islámica de Irán, Jyrki Raina, Secretario General de IndustriALL Global Union, escribió lo siguiente:

Nos hemos horrorizado al enterarnos de la detención de estos trabajadores mineros y de sus dirigentes sindicales, y le hacemos un llamado para que ordene la libertad inmediata de estos trabajadores, y también que se pague el importe de todos los sueldos atrasados. Le instamos a que garantice, con carácter de urgencia, la reanudación de las negociaciones sobre un aumento sustancial de los salarios para garantizar un sueldo digno y también compensación por el aumento del costo de la vida.

IndustriALL Global Union sigue observando los acontecimientos en Irán y desarrolla contactos con varias organizaciones sindicales que operan en el país.