La zona económica especial de Pars. Foto: Hamed Malekpour, Creative Commons a través de la agencia de noticias Tasnim

La zona económica especial de Pars. Foto: Hamed Malekpour, Creative Commons a través de la agencia de noticias Tasnim

La zona económica especial de Pars. Foto: Hamed Malekpour, Creative Commons a través de la agencia de noticias Tasnim

Irán: Los trabajadores del petróleo consiguen con la huelga que les paguen los salarios adeudados

13.12.2016

Los trabajadores del Complejo Petroquímico de Bushehr consiguen cobrar los salarios adeudados recurriendo a la huelga la semana pasada.

Los trabajadores se declararon en huelga el lunes 5 de diciembre porque no cobraban sus salarios desde junio. El sábado se les pagaron los sueldos de julio, agosto y septiembre, y volvieron al trabajo. Sin embargo, el conflicto continúa. Al personal administrativo y de apoyo – que no participó en la huelga inicial – no se le ha pagado, por lo que se ha declarado ahora en huelga.

El Complejo de Bushehr es una filial de la empresa estatal iraní National Petrochemical Company, radicada en una zona económica especial construida fuera de la ciudad portuaria de Asalouyeh para explotar el yacimiento de gas de South Pars.

La empresa no reconoce a los sindicatos, y los trabajadores decidieron una huelga salvaje. Pero fueron apoyados por el afiliado a la IndustriALL Global Union la Unión de Trabajadores Metalúrgicos y Mecánicos de Irán (UMMI).

Los trabajadores del sector están empleados por medio de agencias que garantizan derechos mínimos. No se acuerda el salario, y se les dice que tienen que trabajar durante un período de prueba de un mes antes de determinar el salario y de cobrarlo. Las empresas petroleras pagan a las agencias, que regularmente no remuneran a los trabajadores durante meses, y éstos temen perder sus empleos si se quejan.

Los turnos duran diez horas, en condiciones muy calurosas y difíciles, y los trabajadores viven en alojamientos compartidos, residiendo hasta diez en un módulo prefabricado de 24 metros cuadrados.

Informando sobre la huelga, Vartan Khorramdin, de la UMMI, dijo:

“Lo que los trabajadores quieren saber es ¿a dónde va a parar el dinero del petróleo y el gas de South Pars y Asalouyeh? ¿Por qué no recibimos nada? ¿Los funcionarios gubernamentales no saben cómo utilizar nuestros recursos económicos en beneficio de nuestro país y de su población?

“Nosotros, los trabajadores, deseamos un desarrollo normal, así como el de nuestras familias y de nuestra sociedad. No podemos ver con buenos ojos a quienes meten la mano en nuestros bolsillos y se llevan la comida de nuestras mesas.”

La provincia de Bushehr, en el sur de Irán, se encuentra la ciudad portuaria de Asalouyeh. Alrededor de la ciudad se ha construido una zona económica especial para la National Petrochemical Company que atrae considerables inversiones extranjeras.

La red de petróleo y gas de Oriente Medio y África del Norte de la IndustriALL, reunida hoy en Estambul, envió una declaración de solidaridad, en la que dice:

“Estamos con los trabajadores de Bushehr. El sector del petróleo y el gas genera  cuantiosos ingresos a Irán y, sin embargo, los trabajadores afrontan condiciones terribles y no reciben sus salarios. Unos sindicatos fuertes ayudarán a que el pueblo de Irán se beneficie de sus recursos naturales.”

El secretario general adjunto de la IndustriALL Kemal Özkan dijo:

“Este conflicto muestra por qué es vital desarrollar en Irán un movimiento sindical libre e independiente. A raíz del acuerdo nuclear el país está atrayendo inversión extranjera a unos niveles sin precedentes, lo que significa que las empresas mundiales pueden aprovecharse de la explotación de los trabajadores iraníes.

“Apoyaremos a nuestro afiliado y a los trabajadores de Irán a construir sindicatos fuertes para defender sus derechos.”

El secretario general de la IndustriALL, Valter Sanches, envió una carta al presidente de la UMMI, Maziyar Gilaninejhad, expresando su solidaridad con la lucha.