Antiguos trabajadores de la fábrica Tazreen Fashion en Ashulia (Bangladesh).

Antiguos trabajadores de la fábrica Tazreen Fashion en Ashulia (Bangladesh).

Razia, trabajadora de Tazreen Fashion, se rompió el codo al saltar desde una ventana para salvar la vida. Su casa de chabolas, donde vivía con su marido y sus dos hijos, también fue destruida en el incendio.

Razia, trabajadora de Tazreen Fashion, se rompió el codo al saltar desde una ventana para salvar la vida. Su casa de chabolas, donde vivía con su marido y sus dos hijos, también fue destruida en el incendio.

La fábrica de Tazreen Fashion empleaba a más de 1.600 trabajadores.

La fábrica de Tazreen Fashion empleaba a más de 1.600 trabajadores.

Antiguos trabajadores de la fábrica Tazreen Fashion en Ashulia (Bangladesh). Razia, trabajadora de Tazreen Fashion, se rompió el codo al saltar desde una ventana para salvar la vida. Su casa de chabolas, donde vivía con su marido y sus dos hijos, también fue destruida en el incendio. La fábrica de Tazreen Fashion empleaba a más de 1.600 trabajadores.

Justicia al fin para las víctimas del incendio de Tazreen

07.07.2016

Finalmente se han terminado de pagar las indemnizaciones a las víctimas del incendio de Tazreen Fashions en Bangladesh. Más de un centenar de personas murieron y unas 200 resultaron heridas en el desastre de la fábrica de ropa de Ashulia el 24 de noviembre de 2012.

El Fondo Fiduciario de Administración de Reclamaciones de Tazreen dice que ya se ha pagado un total de 2,17 millones de dólares EE.UU. a las familias de los 112 trabajadores muertos y desaparecidos, y a las 174 personas heridas en el incendio.

En uno de los peores desastres de la industria de la confección en los tiempos modernos, los trabajadores murieron abrasados al estar cerradas las salidas, y otros perdieron la vida al saltar por las ventanas de la fábrica. Muchos sufrieron heridas que les han cambiado la vida en el incendio de la fábrica, donde había 1.600 trabajadores.

La IndustriALL Global Union, que representa a los trabajadores de la confección en todo el mundo, ha encabezado la iniciativa para lograr la indemnización de las víctimas. El Fondo Fiduciario de Administración de las Reclamaciones surgió de un acuerdo inicial firmado por el minorista de moda C&A, la Fundación C&A, la IndustriALL y la Campaña Ropa Limpia en noviembre de 2014.

El secretario general de la IndustriALL, Jyrki Raina, dijo:

“Finalmente hemos conseguido alguna forma de justicia para las víctimas de esta terrible tragedia. La IndustriALL y la UNI Global Union siguen trabajando mediante el Acuerdo para una industria de la confección segura y sostenible en Bangladesh y otras partes, a fin de que no vuelva a producirse nunca más un desastre como el de Tazreen.”

El proceso de indemnización se ha basado en el mecanismo utilizado para compensar a los miles de víctimas del derrumbe de la fábrica Rana Plaza en 2013 en Bangladesh, con la pérdida de ingresos de los trabajadores heridos, muertos y desaparecidos, calculados sobre la base del Convenio núm. 121 de la OIT.

El Fondo Fiduciario de Administración de las Reclamaciones de Tazreen estimó que serían necesarios 2,5 millones $ EE.UU. para pagar las indemnizaciones y prestar asistencia médica de larga duración a los heridos. Esto  ha sido pagado por la Fundación C&A (1.000.000 USD), la Fundación Fung (1.000.000 USD), BRAC USA (250.000 USD), KiK (150.000 USD) y El Corte Inglés (100.000 USD).

La Fundación C&A también ha sufragado los gastos administrativos y de funcionamiento de la Administración de Reclamaciones de Tazreen por separado, por lo que el 100 por ciento del dinero de los donantes se ha entregado directamente a las víctimas y a sus familias.