Nurbek Kushakbayev, vicepresidente de la KNPRK e inspector de trabajo del sindicato de Oil Construction Company

Nurbek Kushakbayev, vicepresidente de la KNPRK e inspector de trabajo del sindicato de Oil Construction Company

Kazajstán: líder sindical, preso de conciencia, liberado

29.05.2018

Nurbek Kushakbayev, viceprresidente de la KNPRK e inspector de trabajo del sindicato de Oil Construction Company (OCC), fue puesto en libertad en la prisión de Pavlodar (Kazajstán) el 28 de mayo. Su compañero Amin Yeleusinov, ex presidente del sindicato de OCC, fue excarcelado hace una semana.

El tribunal local decidió poner en libertad condicional a Kushakbayev el 10 de mayo. La decisión no fue impugnada, y la liberación entró en vigor el 28 de mayo. Fue puesto en libertad el día que comenzó la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) de la OIT en Ginebra. En la CIT del año pasado, la IndustriALL y otras organizaciones sindicales internacionales plantearon el caso de los líderes encarcelados en relación con las violaciones de los derechos sindicales en el país.

Kushakbayev fue condenado el 7 de abril de 2017 a dos años y medio por instigar una huelga ilegal de trabajadores contra la disolución de la Confederación de Sindicatos Independientes de Kazajstán (KNPRK), a la que estaba afiliado el sindicato de OCC.

El propio sindicato de OCC puede ser disuelto. El 4 de mayo, en la audiencia en el tribunal de la ciudad de Aktau sobre el pleito entre miembros sindicales y Berik Bekbayev, designado por el empleador presidente en funciones del sindicato OCC tras la detención de Yeleusinov, se supo que el sindicato de OCC ya había sido liquidado en abril por decisión del tribunal económico regional de Mangystau sobre la base de la demanda del gobernador de Mangystau. El sindicato está tratando de recurrir la decisión del tribunal de Mangystau. La audiencia de la apelación se celebrará el 30 de mayo.
 

La Oil Construction Company forma parte de KazMunaiGas, la mayor empresa estatal de petróleo y gas de Kazajstán. KazMunaiGas es conocida por su notoria participación en el conflicto laboral más importante en Zhanaozen que dio lugar a disturbios en los que hubo 17 muertos y muchos de los trabajadores que protestaban resultaron heridos en 2011.

El 22 de mayo, trabajadores de la Oil Services Company, otra filial de KazMunaiGas, se negaron a trabajar, exigiendo el fin de los despidos y mejores condiciones laborales. La empresa ha desarrollado un programa de 5/50, invitando a los trabajadores a renunciar y recibir una indemnización con el 50 por ciento de los sueldos de cinco años.

Los trabajadores en edad de prejubilación, así como los que tienen mala salud por haber trabajado en condiciones nocivas, aceptaron la propuesta de jubilación anticipada. Sin embargo, la mayoría de los trabajadores no quieren perder su empleo. Las autoridades prometieron considerar las demandas de los trabajadores en un mes.

Kemal Özkan, secretario general adjunto de la IndustriALL, dice:

“Nos satisface enormemente que nuestros compañeros Amin y Nurbek hayan sido liberados, pero se les pueden imponer grandes multas y no están exonerados totalmente de los cargos. Tras su liberación condicional, los dirigentes sindicales no pueden ocupar puestos de liderazgo en organizaciones públicas, incluidos los sindicatos, durante otros cinco años. El movimiento sindical internacional espera que las autoridades kazakas cambien la ley sobre sindicatos, poniéndola en consonancia con las normas internacionales del trabajo, sobre todo con los Convenios núms. 87 y 98 de la OIT, de manera que los trabajadores puedan crear sindicatos y unirse a ellos por decisión propia, sin ninguna interferencia del Estado.”