Jump to main content
IndustriALL logotype

La empresa Vale debe responsabilizarse por la tragedia de la represa en Brasil

28 enero, 2019La empresa Vale debe responsabilizarse por la grave tragedia que se produjo el 25 de enero en Brasil, cuando se derrumbó una represa de Brumadinho, en el estado de Minas Gerais. Así lo afirmaron los sindicatos mundiales IndustriALL y la Internacional de Trabajadores de la Construcción y la Madera (ICM). Se teme que cientos de personas hayan fallecido a consecuencia de este siniestro.

Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, afirmó: “Éste es un crimen, no un accidente. Lloramos por los muertos y solidarizamos con las víctimas de esta terrible tragedia. Vale no ha sabido aprender del pasado. Y ahora sus trabajadores y trabajadoras están pagando el precio máximo, sacrificando sus vidas. Basta con las excusas. Es hora de que Vale escuche y tome medidas concretas para mejorar la seguridad industrial. Las autoridades brasileñas deben cerrar todas las operaciones de las compañías con represas de relave hasta que se hayan sometido a inspecciones rigurosas”.

En el momento de redactar este informe, se ha sabido de la muerte de por lo menos 60 personas, y cientos continúan desaparecidos a consecuencia del derrumbamiento de la represa de relave operada por la empresa minera brasileña, Vale, que derramó una gran ola de desechos de mineral de hierro.
Esta última tragedia se produce después de que IndustriALL y la ICM presentaran una queja ante la OCDE contra Vale y BHP Billiton, gran empresa minera británico-australiana, a consecuencia de un desastre anterior, en la represa Fundão en Mariana, también en Minas Gerais. El derrumbe de esa represa de relave en noviembre de 2015 cobró la vida de 19 personas y fue el peor desastre ambiental que se había visto en el Brasil.
 
IndustriALL y la ICM exigen una investigación exhaustiva sobre las causas del derrumbamiento de la represa Brumadinho, y que incluya la participación de los sindicatos. Los sindicatos mundiales también están pidiendo una consulta inmediata con los sindicatos y la sociedad civil sobre la seguridad de las represas de relave, e indemnización rápida y justa para las víctimas.

Vale no ha hecho caso a las directrices del Consejo Internacional de Minería y Metales sobre la prevención de fallas catastróficas en las instalaciones de almacenamiento de relaves, publicadas después del derrumbamiento de la represa de Fundão. Además, la empresa mencionada no ha cumplido con las normas para la administración de represas de relave que señala la Iniciativa para Garantizar la Minería Responsable (IRMA), organización constituida por múltiples partes interesadas.

Vale es el mayor productor mundial de mineral de hierro, que sus clientes transforman en acero, y forma parte vital de las cadenas de suministro de la industria metalúrgica.

Sanches agregó lo siguiente: “IndustriALL pide a todas las compañías en las cadenas de suministro de Vale, incluyendo a las empresas multinacionales productoras de acero y automóviles, a compartir la responsabilidad de este desastre, aprovechando su influencia con Vale y el gobierno de Brasil para garantizar que esto nunca vuelva a suceder”.

Por su parte, Ambet Yuson, Secretario General de la ICM, afirmó:

“Este trágico accidente podría haberse evitado si se hubieran implementado las medidas necesarias cuando se reveló públicamente que la represa de Brumadinho presentaba riesgos de seguridad para la fuerza de trabajo y la comunidad. Vale no cumplió con estas advertencias y, una vez más, mostró su indiferencia en materia de seguridad. Los trabajadores y trabajadoras han pagado trágicamente con sus vidas”.