“Ésta es una lección para las empresas: que en una economía globalizada no son sólo las inversiones y las ganancias que traspasan las fronteras geográficas, sino también la solidaridad y unidad de los trabajadores y trabajadoras”. Anton Marcus, Secretario Adjunto, FTZ&GSEU, Sri Lanka

“Ésta es una lección para las empresas: que en una economía globalizada no son sólo las inversiones y las ganancias que traspasan las fronteras geográficas, sino también la solidaridad y unidad de los trabajadores y trabajadoras”. Anton Marcus, Secretario Adjunto, FTZ&GSEU, Sri Lanka

¡La solidaridad funciona! Trabajadores/as de Sri Lanka votaron para establecer un sindicato

09.02.2017

Los trabajadores y trabajadoras del fabricante de guantes industriales ATG votaron en favor de establecer su sindicato. Con esta votación, realizada el 7 de febrero, se sienta un importante precedente para la fuerza de trabajo en todas las zonas francas de Sri Lanka.

IndustriALL Global Union celebra esta excelente victoria para los trabajadores/as. El triunfo se logró esta semana después que dicha multinacional de fabricación de guantes fracasara en su intento de prohibir el sindicato en sus dos fábricas en Sri Lanka.

El 7 de febrero, Anton Marcus, dirigente del sindicato FTZ&GSEU, y también  miembro del Comité Ejecutivo de IndustriALL, pudo estrechar la mano a la administración de ATG por primera vez, en momentos en que se daba a conocer el resultado de la votación. La empresa había combatido por más de dos años la idea de que el sindicato pudiera tener derecho a realizar negociaciones colectivas en nombre de los trabajadores/as.

Entre los abusos que se conocen, cometidos por la empresa, figuran intimidación, suspensiones, amenazas, intentos de manipular la lista de trabajadores/as votantes y el haber ascendido a una trabajadora a un puesto mayor a cambio de que ella presentara una queja policial contra el dirigente sindical.

Ahora que la FTZ&GSEU se ha constituido como representante legal para la negociación colectiva en las dos fábricas de ATG, dicho sindicato puede comenzar a abordar los problemas de salud y seguridad, acoso sexual y condiciones de empleo. El sindicato tiene la seguridad de que estos cambios mejorarán el rendimiento comercial de la ATG. En la votación participó el 95% de la fuerza de trabajo, logrando fácilmente más del 40% que se exige para aprobación del sindicato.

Como parte de la campaña internacional de solidaridad y apoyo, se contactó a los clientes corporativos de ATG, a los asociados de la región, y a políticos de Sri Lanka. IndustriALL también solicitó la intervención de los embajadores de los países del G20 en Sri Lanka. Los embajadores de Alemania y de la Unión Europea en Sri Lanka desempeñaron un papel vital en la exigencia de una votación libre en los lugares de trabajo.

Los trabajadores/as de las demás fábricas de la Zona Franca de Katunayake no tienen el privilegio de poder ejercer su derecho a decidir libremente sobre su representación sindical. Esta votación se llevó a cabo en condiciones de mucha presión a nivel internacional y nacional.

Por su parte, Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, felicitando a la FTZ&GSEU, señaló:

No olvidaremos la excelente ayuda que nos facilitaron los Embajadores Rohde y Margue, no obstante los trabajadores/as de ATG lograron este triunfo al unirse firmemente para resistir las amenazas e intimidación de sus jefes. Ahora vamos a tratar de repetir esta victoria, mejorando así las condiciones de trabajo en las fábricas vecinas de ATG.

Por otro lado, Anton Marcus, dirigente de la FTZ&GSEU, recalcó:

Ésta es también una lección para las empresas, que a partir de ahora saben que en una economía globalizada no son sólo las ganancias y las inversiones que traspasan las fronteras geográficas, sino también la solidaridad de los trabajadores y trabajadoras y la unidad sindical.