Amin Yeleusinov, ex presidente del sindicato de la Oil Construction Company

Amin Yeleusinov, ex presidente del sindicato de la Oil Construction Company

Liberan a dirigente de sindicato independiente de Kazajstán

24.05.2018

Amin Yeleusinov, ex presidente del sindicato de la Oil Construction Company (OCC), quedó en libertad en Pavlodar, Kazajstán, el 22 de mayo, tras una decisión del tribunal local dictada el 4 de mayo.

En mayo de 2017, Yeleusinov fue condenado a dos años de cárcel por supuesta malversación de fondos sindicales, acusado también de irrespetar las autoridades públicas, agresión y de desobedecer órdenes de la policía.

La verdadera razón de su detención fue su participación en la organización de protestas masivas contra la disolución de la Confederación de Sindicatos Independientes de Kazajstán (KNPRK), a la que estaba afiliado el sindicato de la OCC.

Nurbek Kushakbayev, vicepresidente de la KNPRK, fue detenido como parte del mismo caso; hasta la fecha sigue encarcelado, pero es probable que sea liberado pronto. Fue condenado a dos años y medio de cárcel por instigar una huelga ilegal de los trabajadores/as. El 10 de mayo, el tribunal emitió una decisión sobre su libertad condicional. Se cree que será puesto en libertad a fin de mes.

En el verano de 2017, la ex presidenta de la KNPRK, Larisa Kharkova, fue sentenciada a cuatro años de restricción de su libertad de movimiento y 100 horas de trabajo forzoso. Se le prohibió ocupar cualquier puesto en una organización pública o no gubernamental durante cinco años. Su apelación contra su sentencia fue rechazada.

En abril de 2018, en reconocimiento de sus tres dirigentes condenados, la KNPRK recibió el Premio Internacional Arthur Svensson por Defensa de los Derechos Sindicales, creado por Industri Energi, organización afiliada a IndustriALL.

Por su parte, Kemal Özkan, Secretario General Adjunto de IndustriALL, afirmó:

“IndustriALL se ha complacido mucho al saber de la liberación de Amin Yeleusinov. Esperamos la inminente liberación de Nurbek Kushakbayev.

“Sin embargo, la situación en Kazajstán sigue siendo crítica. Es probable que el sindicato de la Oil Construction Company enfrente disolución, lo que significa que las autoridades de Kazajstán siguen atacando a los sindicatos independientes”.