Protesta pacífica contra la reunión del G20, en Hamburgo, Alemania, 2 de julio de 2017. Foto: Flicker / von Jörn Neumann / Campact

Líderes del G20 tienen que prestar más atención al problema de la desigualdad

07.07.2017

Habiéndose registrado un enfrentamiento de la policía con los manifestantes antes de la Cumbre del G20 en Hamburgo, Alemania, que comienza hoy, se ha hecho notoria la disconformidad que siente mucha gente por el modelo actual de globalización.

Por su parte, Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL Global Union, afirmó: “El enorme despliegue de medidas de seguridad que se han tomado con relación a la reunión del G20 este año demuestra que los gobiernos están fallando y la gente está desconforme. Las diferencias de riqueza y oportunidades han continuado en aumento sobre la base de un modelo económico inservible. Los líderes del G20 ya no pueden desoír los llamados de la gente para crear una sociedad más igualitaria”.

Al hacer uso de la palabra en la Cumbre de Solidaridad Global, foro alternativo realizado en Hamburgo los días 5 y 6 de julio, Sanches dijo que no era aceptable que ocho hombres blancos posean la misma cantidad de riquezas que la mitad total de la población mundial. También se refirió a países del G20 como Turquía, India, Indonesia, México, Argentina y Estados Unidos, donde los intentos de los trabajadores/as de sindicalizarse y formar sindicatos fuertes enfrentan una tremenda oposición.

IndustriALL trabaja activamente para influir en el programa del G20. En mayo de este año, IndustriALL se unió a otros sindicatos mundiales en la Cumbre Laboral 20, exigiendo un modelo de globalización más inclusivo, sostenible y responsable.

En una declaración que se entregó a Angela Merkel, canciller alemana y presidenta del G20, los representantes laborales de la L20 señalaron lo siguiente:

“Ni las estrategias de “goteo” ni las políticas de austeridad fiscal están funcionando. Mientras que el 1% o el 10% de los ingresos más altos captan una parte desproporcionada de las ventajas de la globalización y el progreso tecnológico a expensas del 90% inferior, la política monetaria, por su parte, se muestra ineficaz para relanzar la economía o, bien, corre el riesgo de crear deuda financiada mediante el aumento de precio de los activos, lo que acabaría finalmente con un derrumbe de la economía”.

ACT, iniciativa que IndustriALL estableció con marcas mundiales con el fin de lograr salarios dignos en las cadenas de suministro de prendas de vestir, fue presentado como un modelo ejemplar en la reunión de este año de los Ministros de Trabajo y Empleo del G20, también celebrada en Alemania en el mes de mayo. A consecuencia de esto, ACT se incluyó en el párrafo 26 de la Declaración Ministerial de la reunión Hacia un futuro incluyente: Dando forma al mundo del trabajo.

Sanches señaló al respecto: “Hemos presentado nuestras exigencias ante los países del G20 y queremos que respeten los convenios de la OIT y las directrices de la OCDE, no sólo en sus propios países, sino también en los países en los que están ubicadas las cadenas mundiales de suministro. Éste es un área donde hay una brecha de gobernabilidad y donde los trabajadores y trabajadoras son notoriamente explotados en la elaboración de productos para países más ricos”.

A pesar de que, como resultado de la Cumbre del G20, se señalan muchas buenas intenciones, rara vez se produce algún cambio. El objetivo del G20 de Brisbane de agregar un 2% más del PIB para 2018 parece estar fuera de alcance.

Sanches agregó: “IndustriALL continuará influyendo en el quehacer mundial para ayudar a nuestros afiliados en el proceso de negociación. Recientemente establecimos un grupo de trabajo sobre comercio y desarrollo, y más adelante, este año, realizaremos una conferencia sobre Industria 4.0 y políticas industriales sostenibles”.