Los sindicatos mundiales se congregarán en apoyo de la huelga general en Corea

28.11.2016

Los sindicatos mundiales que representan a decenas de millones de trabajadores, se congregarán en apoyo de la huelga general en Corea del Sur, y partirán de la Place des Nations, Ginebra, el 30 de noviembre.

Las federaciones sindicales internacionales FITCM, IndustriALL, UITA, ISP y UNI se desplazarán seguidamente hasta la Misión de Corea del Sur en Ginebra para entregar en mano una carta de apoyo a la huelga general y de condena por la persecución de sindicalistas en el país.

La huelga la organiza la Confederación Coreana de Sindicatos (KCTU). El presidente de la KCTU, Han Sang-Gyun, está cumpliendo una condena de prisión de cinco años por sus actividades en la organización de una protesta popular de 100.000 personas en 2015.

En los dos últimos años, los sindicalistas están empeñados en una dura lucha contra las reformas del Gobierno de la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, destinadas a reducir los sueldos y hacer el trabajo más inseguro. En represalia, docenas de sindicalistas han sido detenidos, las oficinas sindicales  han sido saqueadas y los sindicatos despojados de su estatus legal.

El secretario general de la IndustriALL Global Union, Valter Sanches, dice:

Los miembros de la IndustriALL en todo el mundo se están movilizando en apoyo de la huelga general. Los trabajadores en Corea no sólo sufren ataques del Gobierno, sino también de los todopoderosos conglomerados chaebol que hacen cuanto pueden para aplastar a los sindicatos y recortar derechos laborales. Los sindicatos coreanos, con la ayuda del movimiento sindical mundial, están resistiendo.

Ambet Yuson, secretario general de la FITCM, dice:

Ha llegado el momento de que la presidenta Park renuncie. El actual escándalo de corrupción es sólo la punta del iceberg. Nuestros compañeros y compañeras de la KCTU han sido despedidos los dos últimos años en una dura lucha para oponerse a las reformas laborales neoliberales del Gobierno de Park. El ataque desencadenado por el Gobierno de Park contra el movimiento sindical simplemente por defender sus derechos democráticos es un retroceso a la época de la dictadura militar. Centenares de sindicalistas han sido detenidos y muchos sometidos a enjuiciamientos políticos arbitrarios, entre ellos Han Sang Gyun, presidente de la KCTU.

El secretario general de la UITA, Ron Oswald, declara:

La UITA está aquí para mostrar su solidaridad con nuestras compañeras y compañeros de Corea, exigir la dimisión de la presidenta y oponerse a la escalada de los ataques a los derechos de los sindicatos y a las libertades civiles básicas. Se está condenando a prisión a sindicalistas por combatir la precariedad, defender el derecho de huelga y oponerse al Acuerdo de Asociación Trans-Pacífico. Junto con nuestros miembros en Corea y en todo el mundo, exigimos que el Gobierno asuma la responsabilidad de esas continuas violaciones de los derechos humanos.