Los sindicatos mundiales se unen a los trabajadores de la confección camboyanos en un día de acción, el 17 de septiembre, en su lucha por un salario digno. Fuente: IndustriALL/Nick Axelrod

Los sindicatos mundiales se unen para respaldar el día de acción de los trabajadores de la confección camboyanos

11.09.2014

Tres sindicatos mundiales, que representan a millones de trabajadores de todo el mundo, se están movilizando para respaldar las demandas de salarios más altos de los sindicatos de la confección de Camboya.

La IndustriALL Global Union, la UNI Global Union y la Confederación Sindical Internacional (CSI) se unen a los trabajadores de la confección camboyanos en un día de acción, el 17 de septiembre, para solicitar un aumento del salario mínimo de 100 $ EE.UU. a 177 $ EE.UU.

A principios de octubre, el Comité Consultivo del Trabajo (LAC) de Camboya tiene previsto anunciar un nuevo salario mínimo para los trabajadores de la industria del vestido, el textil y el calzado, que genera unos ingresos para el país valorados en 5.000 millones $ EE.UU.

En esta coyuntura crítica, la IndustriALL,  la CSI y la UNI piden a los afiliados que participen en el día de acción mundial organizando protestas ante las embajadas de Camboya y entreguen una carta al embajador. También se pide a los afiliados que envíen cartas de protesta directamente al primer ministro camboyano Hun Sen.

Jyrki Raina, secretario general de la IndustriALL, dijo:

“El día de acción mundial, el 17 de septiembre, será un vigoroso recordatorio de que el mundo está observando el establecimiento en Camboya de un nuevo salario mínimo. Camboya es un importante país proveedor de la industria de la moda y, sin embargo, el pago de salarios irrisorios significa que los trabajadores de la confección viven en la pobreza y están obligados a trabajar horas agotadoras para sobrevivir. Instamos al Gobierno camboyano a que escuche las demandas de los trabajadores para establecer pacíficamente un salario justo, pues de lo contrario se pondrá gravemente en peligro la confianza de las marcas en el país como asociado en el abastecimiento.”

Una coalición de sindicatos de la confección, entre ellos los afiliados a la IndustriALL, se puso de acuerdo en la cifra de 177 $ EE.UU., basada en un estudio encargado por el Gobierno de Camboya a la LAC. Según el estudio, el salario mínimo debe estar comprendido entre 157 $ y 177 $ mensuales. Esta cifra está próxima también a la del salario mínimo original para el sector, ajustada para tener en cuenta la inflación en el transcurso del tiempo: unos 170 $.

Philip Jennings, secretario general de la UNI Global Union, dijo: “Camboya tiene que elegir entre seguir el camino correcto para convertirse en una industria sostenible, ética y de juego limpio y el camino fácil que conduce al abismo. Los ojos de todos, desde los consumidores hasta las marcas, miran a Camboya. El país debe actuar debidamente y elevar el salario mínimo a 177 $ EE.UU.

Sharan Burrow, secretaria general de la Confederación Sindical Internacional, explicó además:

“El empobrecimiento de los trabajadores de las cadenas de suministro es un escándalo mundial. En Camboya, la labor de los trabajadores de la confección sirve de soporte a una industria de miles de millones de dólares, en tanto que los salarios son insuficientes para cubrir los gastos básicos como la alimentación y una vivienda adecuadas para ellos y sus familias. Camboya simplemente no avanzará si la estrategia económica es seguir basándose en un sistema salarial se pobreza. Apoyamos firmemente el llamamiento de los sindicatos por un salario digno e instamos al Gobierno a actuar ahora.”

Fin

Para más información se ruega contactar a:

Leonie Guguen

[email protected]

Tel: 00 41 (0)22 308 50 24

[email protected]

Centralita: 00 41 (0)22 308 50 50

www.industriall-union.org