Los trabajadores de la curtiduría namibianos vuelven al trabajo

18.07.2014

La huelga en Nakara Tannery en Windhoek ha terminado, y los trabajadores volvieron a sus puestos de trabajo el 11 de julio de 2014 al alcanzarse un acuerdo entre el empleador y la Metal and Allied Namibian Workers Union (Manwu).

Unos 120 trabajadores han estado en huelga legal desde el 28 de junio de 2014 tras el estancamiento de las negociaciones sobre la demanda de los trabajadores de transporte para ir al trabajo y regresar. La huelga se resolvió gracias a la intervención del ministro de Trabajo, que condujo a un proceso de mediación. Los trabajadores aceptaron la promesa de la compañía  de considerar la cuestión del transporte en la negociación del próximo año, pues la empresa dijo que necesitaba más tiempo para planearlo.

Se acordó un aumento salarial general del 9%, y la compañía aceptó pagarlo con carácter retroactivo desde marzo de 2014, en que deberían haber concluido las negociaciones. La bonificación de los trabajadores, que la empresa había amenazado con retirar si se declaraban en huelga, se negociará normalmente en octubre de 2014.

“El sindicato está contento si los trabajadores están satisfechos”, dice Narina Pollmann, subsecretaria general de la Manwu. “Los trabajadores estaban dispuestos a aceptar la mitad de su demanda salarial y comprendían que la empresa necesitaba más tiempo para planificar el transporte. Pero la huelga puso de manifiesto que en las próximas negociaciones se deben tomar en serio las demandas de los trabajadores sobre el transporte.”

También se habían planteado las preocupaciones de los trabajadores sobre salud y seguridad en la curtiduría, y la Manwu está convencida de que se han enviado inspectores de trabajo para investigar y presentar al sindicato un informe.