Los trabajadores de Yves Rocher se mantienen firmes tras 200 días de resistencia

30.11.2018

Se acerca el invierno, y los trabajadores llegan a sus 200 días de piquete en la fábrica Flormar, propiedad de Yves Rocher en Gebze (Turquía).

A comienzos de este año, 132 trabajadores fueron despedidos por unirse al sindicato Petrol-İş. Esos trabajadores acuden a trabajar cada mañana, y permanecen en el piquete hasta el final del segundo turno.

Políticos, periodistas, sindicalistas, miembros de la comunidad y artistas les han visitado en el piquete, y están decididos a resistir firmemente. Los trabajadores han recogido donaciones de libros para una biblioteca de resistencia, y pasan el tiempo leyendo.

Ha habido una campaña mundial, incluida una visita a la sede de la empresa en París.

La lucha ha tenido una destacada cobertura en la televisión y la radio y, en octubre, una delegación de trabajadores hizo una declaración en el parlamento turco por invitación del Partido Republicano del Pueblo (CHP) de la oposición.

El 23 de octubre hubo un gran acto de solidaridad, al que asistieron centenares de personas para mostrar su apoyo.

Llega el invierno. En el piquete hace frío, y los trabajadores necesitan calor y refugio. Hicieron fuego en un brasero y levantaron una tienda de campaña para protegerse de la lluvia, el frío y la nieve, que no tardarán en llegar. Pero el 19 de noviembre el gobernador del distrito prohibió el fuego, la tienda y el uso de megáfonos. La zona del piquete ha sido controlada por la policía en los últimos meses.

El secretario general adjunto de la IndustriALL Global Union Kemal Özkan dijo:

“El espíritu y la resistencia de esos trabajadores es una inspiración para todos nosotros. No renunciarán, y seguiremos apoyándolos.

“Yves Rocher, ya han visto su fuerza y su determinación. No serán derrotados. Es hora de que les devuelvan sus puestos de trabajo, y de que reconozcan al sindicato."

El afiliado francés a la IndustriALL Global Union FCE-CFDT está organizando una serie de acciones en apoyo de los trabajadores turcos.

Flormar es una marca de cosméticos turca, pero pertenece mayoritariamente a Yves Rocher, cuyo principal mercado es el Oriente Medio y Asia.