Miembros sindicales se reúnen con funcionarios gubernamentales y el empleador el 28 de diciembre

Los trabajadores del petróleo albaneses consiguen con la huelga que les paguen los salarios adeudados

04.01.2018

Los trabajadores de una refinería de petróleo en Ballsh, al suroeste de Albania, se declararon en huelga para que les pagaran dos meses de sueldo adeudados y obtener un seguro, así como  otros 13 meses de sueldo de años anteriores.

La refinería emplea a 1.000 de los 7.600 habitantes de Ballsh, y el impago de los salarios de noviembre originó graves dificultades económicas en la ciudad en el período previo a Navidades. Miembros del afiliado a la IndustriALL Global Union la Federación de Sindicatos de Trabajadores Industriales de Albania (TUFIWA) iniciaron una manifestación ante la refinería el 21 de diciembre para exigir el pago de los salarios.

La refinería de Ballsh fue parcialmente privatizada en 2008, y actualmente está dirigida para la empresa petrolera nacional albanesa ARMO por la Ionian Refinery & Trading Company (IRTC), empresa conjunta albano-estadounidense. La refinería ha interrumpido la producción varias veces por falta de de suministro de petróleo crudo, sin pagar a los trabajadores. Los proveedores de petróleo dicen que han retenido la entrega por falta de pago de la empresa.

IRTC también opera una refinería en la ciudad de Fier, a 25  kilómetros de distancia. El 27 de diciembre, 1.200 trabajadores se manifestaron frente a las oficinas del gobierno local en Fier. Doscientos miembros de la TUFIWA recorrieron 100 kilómetros, marchando día y noche desde Fier hasta la capital, Tirana. Tras llegar en la mañana del 28 de diciembre, se manifestaron frente al Ministerio de Energía, el Ministerio de Hacienda y la oficina del Primer Ministro.

El ministro de Energía, Damian Gjiknur, accedió a reunirse con los representantes de los trabajadores, y convocó una reunión de funcionarios gubernamentales, a la que asistieron el ministro de Hacienda, el empleador y los sindicatos.

Después de la reunión, los 200 miembros sindicales que participaron en la acción recibieron los salarios adeudados. Todavía está pendiente una causa judicial para resolver las demandas salariales de otros 1.000 trabajadores.

El secretario general adjunto de la IndustriALL Kemal Özkan dijo:

“Con esta impresionante muestra de unidad en la acción se ha logrado una rápida victoria de los trabajadores en la refinería de Ballsh. Pero no se puede permitir que continúe esta situación: el Gobierno de Albania es copropietario de la refinería, y tiene que garantizar su normal funcionamiento y pagar a sus trabajadores a tiempo.”

A pesar de no poder pagar a sus trabajadores, la IRTC encontró recientemente 1,3 millones € para invertir en una empresa de prospección petrolera.