Loading...

Manifestación pública de trabajadores de Caterpillar en Ginebra

18.11.2016

Representantes de trabajadores/as de Caterpillar en toda Europa realizaron una manifestación hoy en Ginebra para protestar por los planes de la compañía de cerrar plantas en Bélgica e Irlanda del Norte.

A pesar del mal tiempo, unos 200 representantes de sindicatos de trabajadores metalúrgicos de Bélgica, Irlanda del Norte, Francia, Italia y Alemania se reunieron hoy frente a los edificios de las Naciones Unidas en la Place des Nations, en Ginebra, y luego marcharon a la sede de Caterpillar.

Los sindicalistas protestan contra los planes de reestructuración que Caterpillar dio a conocer en septiembre: estos planes incluyen el cierre de la planta de Gosselies en Bélgica, y la planta de Monkstown en Irlanda del Norte.  

La protesta fue organizada por industriAll Europe.

Alrededor de 2.500 puestos de trabajo se ven directamente afectados, y los cierres perjudicarán en forma indirecta a muchos miles más. La reestructuración también afectará otras plantas en Europa, y los sindicatos están preocupados porque la compañía puede abandonar los compromisos a largo plazo acordados con su fuerza de trabajo en el continente.

Los planes de reestructuración de Caterpillar también afectan plantas en Japón, Estados Unidos, Australia y Brasil. Durante el Congreso de IndustriALL que se llevó a cabo en Brasil en octubre, se realizó una reunión mundial de la red sindical de trabajadores de Caterpillar. El sindicato United Steelworkers y la Confederación de Sindicatos de Trabajadores del Sector Automotriz de Japón enviaron mensajes de solidaridad, comprometiéndose a luchar junto a los sindicatos europeos.

Ante la manifestación en Place des Nations, Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, dijo lo siguiente:

“Les traigo el apoyo y la solidaridad de nuestros 50 millones de miembros en todo el mundo. Estamos con ustedes en contra de este asalto a sus medios de subsistencia y a sus comunidades, y les apoyamos en la lucha contra la desindustrialización de Europa”.

Los delegados sindicales se reunieron con la administración de Caterpillar en la sede de la compañía, en un intento de impedir la catástrofe social e industrial que se prevé.

Los sindicatos elaboraron un conjunto común de peticiones, que plantearon a la empresa:

  • Poner fin a la reestructuración; que se protejan las plantas y los conocimientos técnicos, que son muy necesarios en Europa.
  • Que Caterpillar se comprometa con una estrategia industrial a largo plazo que garantice el futuro de sus actividades en toda Europa.
  • Que se establezca un auténtico diálogo social con los responsables de la toma de decisiones de Caterpillar; que este diálogo respete la legislación nacional y europea sobre información y consultación durante todo el proceso de reestructuración.
  • Que se estudien las propuestas alternativas para desarrollo económico sostenible y socialmente responsable y se establezca un debate al respecto.