Más de 350 vehículos participaron en una manifestación el 19 de octubre, exigiendo al Gobierno el rescate de la refinería de petróleo SAMIR bloqueada.

El convoy de automóviles atraviesa las calles de Casablanca el 19 de octubre de 2017.

Los miembros sindicales utilizan sus vehículos para manifestarse en la carretera desde Mohammedia hasta el Tribunal de Comercio de Casablanca, el 19 de octubre.

Marcha de los sindicatos marroquíes para exigir la reapertura de la refinería de petróleo

26.10.2017

El afiliado marroquí a la IndustriALL Global Union el Syndicat National des Industries du Pétrole & Gaz Naturel (SNIPGN-CDT) celebrará una marcha el 28 de octubre para exigir al Gobierno que tome medidas inmediatas para reanudar las operaciones en la única refinería de petróleo del país.

La manifestación se desarrollará desde la oficina central de la confederación sindical, CDT, hasta el Tribunal de Comercio de Casablanca. Otros sindicatos afiliados a la CDT de numerosos sectores se unirán a la marcha, en solidaridad.

SNIPGN-CDT celebró una manifestación el 14 de octubre en la que más de 350 vehículos formaron un convoy desde Mohammedia hasta el Tribunal de Comercio.

El sindicato pide al Gobierno que actúe inmediatamente para poner fin al estancamiento en la refinería de petróleo SAMIR, que cesó la producción en agosto de 2015, al no poder pagar una deuda de 1.300 millones $ EE.UU. a las autoridades fiscales marroquíes.

Más de 1.000 trabajadores de la refinería se han quedado en un limbo, con unos ingresos que han disminuido un 45 por ciento, sin contribución a sus pensiones y sin seguro de enfermedad, ni ellos ni sus familias, durante más de un año.

Con la crisis también se han perdido miles de empleos en industrias conexas, ha aumentado el precio de los combustibles para el público en general, y ha habido una disminución en la prosperidad comercial y el desarrollo de la ciudad de Mohammedia y sus subregiones, según el sindicato.

SNIPGN-CDT pide al Gobierno que se haga cargo de SAMIR, que tiene capacidad para producir 200.000 barriles diarios, o cree una empresa conjunta con una sociedad privada para que la refinería vuelva a funcionar lo antes posible. El sindicato también pide que se preste atención de salud a los trabajadores y se paguen las contribuciones adeudadas a la seguridad social.

El Gobierno se ha negado continuamente a consultar con el SNIPGN-CDT sobre el futuro de los trabajadores o el futuro de la industria de refinería en Marruecos. El Gobierno tampoco ha exigido responsabilidades a SAMIR por no respetar un acuerdo con él para invertir en la refinería, proteger los empleos y hacer contribuciones a la seguridad social.

Un tribunal de comercio de apelación de Casablanca ordenó la liquidación de la única refinería de petróleo de Marruecos en marzo de 2016. Desde 2017, el Gobierno acepta ofertas para hacerse con las operaciones bloqueadas. Sin embargo, el estancamiento continúa y el Gobierno no ha hecho nada.

La IndustriALL ha escrito el jefe del Gobierno de Marruecos, reiterando su llamamiento para que el Gobierno proteja los derechos de los trabajadores en la compañía y redoble sus esfuerzos pata hallar una solución duradera de la refinería y de sus empleados, con la activa participación del SNIPGN-CDT. 

El Gobierno marroquí estima que la deuda total de SAMIR asciende a unos 4.500 millones $ EE.UU., y sigue creciendo. Hasta que el tribunal ordenó los procedimientos de liquidación, SAMIR estaba controlada por Corral Holdings, que tenía una participación del 62,26 por ciento en la compañía. Corral Holdings pertenece al segundo hombre más rico de Arabia Saudita, el multimillonario jeque Mohamed Houssein El Amoudi.

SAMIR no planteó una inyección en efectivo de 1.400 millones $ EE.UU. en 2015 y el tribunal rechazó una propuesta de reestructuración de la deuda de la compañía, que carecía de garantías.