Más de 50 mineros de Ucrania declaran huelga de hambre

09.11.2016

En la mina de propiedad estatal № 10 Novovolynska en Ucrania, unos 50 mineros permanecen en huelga de hambre desde el 7 de noviembre. Los trabajadores exigen el pago de tres meses de salarios pendientes.

En efecto, 50 mineros del primer turno se hallan en huelga de hambre, protestando por la falta de pago de los salarios. Los huelguistas también exigen que fondos del presupuesto estatal sean asignados a la mina; también piden reunirse con el Ministro de Energía y de la Industria del Carbón, Igor Nasalyk.

El 27 de octubre, unos 300 mineros de las minas estatales de Novovolynsk, que realizaban una manifestación de protesta reclamando por el mismo asunto, bloquearon el paso fronterizo en Yahodyn, en la provincia de Volyn, en el noroeste de Ucrania. Cuando la protesta no fue oída por las autoridades, los mineros recurrieron a medidas más extremas.

Vasily Pradid, presidente de la organización local del Sindicato Independiente de Mineros de Ucrania en la mina Novovolynska, afirmó:

“No estamos pidiendo nada del otro mundo. Se debe resolver la situación de los atrasos salariales: no se ha pagado a los mineros desde hace tres meses. La deuda total es de 7 millones de UAH (US$ 280.000). Podrían haber hallado ese dinero que se requiere para pagar a los trabajadores si realmente quisieran hacerlo”.

Hasta ahora, la administración de la mina no ha respondido al paro laboral. Los compañeros de trabajo siguen uniéndose a los mineros en huelga.       

Igor Guzya, miembro del Parlamento de Ucrania, se reunió con los manifestantes el 8 de noviembre, informando que el Ministro de Energía y de la Industria del Carbón visitará la mina a finales de esta semana.

Por su parte, Mychailo Volynets, que encabeza el Sindicato Independiente de Mineros de Ucrania, afirmó respecto a esta situación:

“Los mineros estaban desesperados por la falta de pago de sus salarios, y por lo tanto se vieron obligados a actuar al respecto. Los mineros de la región oriental, de Pavlograd, Dobropillia, y Pokrovskaya, están apoyando a estos compañeros que se encuentran en tan peligrosa situación, y han enviado telegramas de solidaridad”.