Miles de trabajadores/as apoyan huelga nacional en Sudáfrica

28.09.2017

Miles de trabajadores y trabajadoras salieron a la calle el 27 de septiembre, realizando marchas en 13 ciudades de Sudáfrica para demostrar su apoyo para una huelga nacional contra la captura y corrupción del Estado. Esta huelga, que en términos legales se calificaba como una huelga protegida, fue convocada por el Congreso de Sindicatos de Sudáfrica (COSATU). Participaron en la huelga varios sindicatos afiliados a IndustriALL. Estos fueron el Sindicato de Trabajadores de la Química, Energía, Papel, Impresión, Madera y Afines (CEPPWAWU), el Sindicato Nacional de Mineros (NUM) y el Sindicato de Trabajadores del Vestuario y Textil de Sudáfrica (SACTWU).

La captura del Estado se refiere a la participación corrupta de intereses empresariales en los asuntos gubernamentales. La familia Gupta fue identificada en un informe del protector público de aquel entonces, Thuli Madonsela, como participante en el nombramiento de ministros y en la adjudicación de contratos gubernamentales. El COSATU, que está exigiendo una comisión judicial para investigar la captura del Estado, alegó que la corrupción amenaza los derechos socioeconómicos de los trabajadores. Además, se señaló que esta corrupción socava "el estado constitucional y de desarrollo que busca abordar la difícil situación de los pobres y de los trabajadores/as".

Un folleto de COSATU decía lo siguiente:

"La captura del Estado y el cáncer de la corrupción son actos inmorales y criminales que privan a la población de Sudáfrica de sus medios de vida, robando sus recursos, causando pérdidas de empleo y perpetuando la pobreza".

En Johannesburgo se entregaron peticiones a las oficinas de la Ciudad de Johannesburgo, a los bancos y al sector financiero, y a la Cámara de Minas, donde se rechazaron los recortes. Los sindicatos se comprometieron a continuar su lucha contra el cierre de cinco centrales eléctricas a carbón. Esta medida demostró que la política de energía renovable del gobierno no promueve una Transición Justa, sino que elimina puestos de trabajo. La privatización de la empresa estatal de electricidad ESKOM favorece a las empresas independientes productoras de electricidad del sector de energía renovable.

El escándalo de los Gupta ha afectado y empañado la imagen de empresas internacionales, entre éstas Bell Pottinger y KPMG.

Por su parte, Fabian Nkomo, Secretario Regional de IndustriALL para África Subsahariana, señaló:

“Aplaudimos a los trabajadores sudafricanos por oponerse a la captura y corrupción del Estado. Los trabajadores y trabajadoras deben oponerse a las políticas neoliberales que han promovido la eliminación de empleos y el control de las empresas estatales por intereses privados.”