Eldar Tadjibayev, Usubaly Omurbekov

Nuevo sindicato de Kirguistán establece primer convenio con inversionista turco

16.08.2017

La principal organización sindical que forma parte del Sindicato de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos de Kirguistán (MMTUK), afiliado a IndustriALL Global Union, logró su primer convenio colectivo. Este avance se alcanzó tras intensa negociación colectiva con Eti Bakir Tereksay, empresa minera turca-kirguís.

El mayor sindicato afiliado al MMTUK se estableció en Eti Bakir Tereksay en septiembre de 2016. El 27 de julio, el presidente del sindicato, Usubaly Omurbekov, firmó el convenio colectivo correspondiente a 2017-2018 ante el director general de la empresa.

Refiriéndose al convenio logrado, Eldar Tadjibayev, Presidente del MMTUK, señaló:

“La administración no estaba dispuesta a hacer concesiones; antes tenía que resolver algunos problemas de producción, incluyendo licencias, construcción y actividades de preparación. Sin embargo, con el apoyo del Comité Central, el sindicato logró convencer a la dirección de la empresa para que iniciara las negociaciones y firmara un convenio colectivo”.

El acuerdo incluye los siguientes compromisos de la empresa con los empleados:

  • Aumento salarial para trabajo en el altiplano;
  • Compensación por condiciones de trabajo perjudiciales para la salud;
  • Primas en ocasiones especiales, como 10.000 KGS (US$ 145) en aniversarios y jubilación, y 5.000 KGS (US$ 72) en caso de contraer matrimonio.

Por otra parte, el sindicato también recibirá de la empresa 50.000 KGS (US$ 720) mensuales como asistencia financiera para recreación y actividades culturales de los trabajadores/as.

Además, según el convenio colectivo, los despidos sólo pueden hacerse con la aprobación del sindicato.

En 2015, Eti Bakir Tereksay obtuvo un contrato de licitación para el desarrollo de depósitos de oro y antimonio de Terekkan, Perevalnoe y Terek en la región de Jalal-Abad en Kirguistán. Un 25% de la compañía es propiedad de la empresa de servicios de exploración de oro Kyrgyzaltyn, y un 75% corresponde a la empresa minera turca Eti Bakir A.Ş. Esta última es una filial de Cengiz Holding A.Ş., una gran empresa holding de Turquía.

De acuerdo con los términos de la oferta, después de obtener la licencia, el inversor debe, dentro del plazo de un año, desarrollar el proyecto de exploración y desarrollo de los depósitos minerales. Dentro de dos años, Eti Bakir Tereksay tiene que construir una planta de procesamiento de oro.