A los sindicatos se les niega el acceso a 500 trabajadores en la planta de cemento de Dangote en Masaiti (Zambia).

Los sindicatos también demandan salarios dignos en la planta de cemento.

Petición de los sindicatos zambianos a Dangote sobre la violación de los derechos de los trabajadores

06.07.2018

Después de reclutar y organizar a más de 500 trabajadores en la planta de cemento de Dangote en Masaiti, en las afueras de Ndola, a los sindicatos zambianos se les ha impedido reunirse con sus miembros y recaudar las cuotas de afiliación a causa de la flagrante violación de los derechos de los trabajadores  y de las prácticas antisindicales de la empresa.

Al actuar así, la empresa está negando la libertad de asociación de los sindicatos. Incluso a pesar de la intervención del Ministerio de Trabajo, tanto de los ministros actuales como de los anteriores y de los comisarios de trabajo, la empresa cementera no ha hecho nada. La actitud de Dangote respecto a los sindicatos se refleja debidamente en el contrato con uno de sus intermediarios laborales, Silondwa Engineering, en el que se dice "el contratista se asegurará de que sus empleados no intervienen en actividades sindicales ni en huelgas que conduzcan a parar el trabajo".

En una reunión en Ndola el 5 de julio, tres afiliados a la IndustriALL Global Union, la Mineworkers Union of Zambia, la National Union of Commercial and Industrial Workers y la National Union of Building, Engineering and General Workers se encontraron con representantes de Dangote y les presentaron una petición a la empresa para que cesara de violar los derechos de los trabajadores. Recordaron que la empresa está violando la Constitución de Zambia, la Ley de Relaciones Industriales y Laborales, Capítulo 269, y los Convenios de la OIT. 

Los sindicatos también reivindicaron salarios dignos  de 4.000 kwacha zambianos (408 $ EE.UU.), pues los salarios actuales de 1.800 K (184 $ EE.UU.) de los trabajadores en general, por ejemplo, son demasiado bajos.  También quieren que se mejoren la salud y la seguridad, estableciendo una clínica en la planta de cemento. 

Además, a los sindicatos les preocupa que Dangote emplee sólo 15 trabajadores permanentes y tenga más de 1.000 trabajadores externalizados a diferentes subcontratistas. De acuerdo con las leyes laborales, los trabajadores empleados a través de contratistas que realizan tareas básicas hay que concederles contratos permanentes. Por lo tanto, la empresa, por medio de los contratistas, está fomentando el trabajo precario, con contratos de corta duración, sin prestaciones, entre ellas la pensión y el seguro de enfermedad, y bajos salarios.

Después de la reunión los representantes sindicales fueron a la planta de Masaiti, donde habían establecido piquetes. Los trabajadores, que se unieron a ellos, dieron testimonio de los bajos salarios y las malas condiciones de trabajo.

Kenny Mogane, oficial regional de la IndustriALL para el África Subsahariana, dijo:

“Como empresa multinacional, Dangote debe respetar los derechos de los trabajadores, pagar salarios dignos y garantizar la salud y la seguridad de los trabajadores. Es inaceptable que la empresa viole claramente las leyes zambianas al no firmar acuerdos de reconocimiento con los sindicatos."