Excavadora de carbón en Collie, Australia (Foto: Wikimedia Commons)

Excavadora de carbón en Collie, Australia (Foto: Wikimedia Commons)

Prolongado conflicto en mina de Australia

11.01.2018

Griffin Coal, empresa con sede en la India, ya lleva dos años en conflicto con el AMWU, organización australiana afiliada a IndustriALL. En la mina de carbón Collie en Perth, el personal de mantenimiento está en huelga desde hace 20 semanas, debido a que Griffin Coal se ha negado rotundamente a entablar negociaciones para llegar a un acuerdo.

La mina Collie se halla en medio de una crisis financiera y los inversionistas de la compañía han comenzado el proceso de recuperación de sus préstamos. Durante esta etapa de crisis, la compañía se ha negado a aceptar la propuesta hecha por el tribunal laboral de Australia, la Fair Work Commission (FWC), para proteger los intereses de la fuerza de trabajo.

Por el contrario, Griffin Coal se ha empeñado en usar todas las disposiciones antilaborales posibles para reducir los términos y condiciones de estos trabajadores/as. Se ha bajado el nivel salarial en más de un 43%; se ha reducido a la mitad el valor de los derechos legales que se hayan acumulado, como las vacaciones anuales y permiso por servicio prolongado; y los trabajadores/as se ven obligados a trabajar en turnos perjudiciales para la familia, laborando más horas por un sueldo menor.

El mencionado conflicto también perjudica la economía local, donde las empresas se han visto afectadas por la reducción de los ingresos salariales de la población.

El AMWU señala lo siguiente:

Hemos intentado ayudar en cuanto a la política laboral de Griffin Coal, que centra su atención en cuestiones de flexibilidad. Griffin Coal nos dice persistentemente que lo que se ofrece es insuficiente, que la empresa quiere reducir los salarios todavía más y que sean más prolongadas las jornadas de trabajo. El problema fundamental es que los trabajadores y trabajadoras de producción van a percibir unos AUS $ 6.000 más por año que el personal de mantenimiento que trabaja en el mismo turno.

Queremos un mínimo de paridad entre los trabajadores y trabajadoras de producción y el personal de mantenimiento. Sin embargo, Griffin Coal no acepta la proposición de paridad para todo el personal, y sigue tratando de dividir a la fuerza de trabajo, enfrentando unos contra otros.

La Fair Work Commission recomienda que las negociaciones para un nuevo acuerdo se resuelvan sobre la base de lo acordado en principio en noviembre de 2017, haciendo hincapié en que el personal de mantenimiento disfrute de las mismas condiciones que los trabajadores y trabajadoras de producción.

Valter Sanches, Secretario General de IndustriALL, está preocupado por el constante desinterés que Griffin Coal demuestra ante la explotación de su fuerza de trabajo:

Griffin Coal debe aceptar la recomendación de la Fair Work Commission, volviendo inmediatamente a entablar negociaciones sobre estos problemas.

En la actualidad, Griffin Coal emplea a aproximadamente 270 trabajadores y trabajadoras manuales en sus operaciones en Collie, que pertenecen al personal de producción y de mantenimiento. El CFMEU representa a los trabajadores/as de producción, en tanto el AMWU al personal de mantenimiento. Estos dos grupos de empleados están cubiertos por diferentes acuerdos empresariales.